Día de Oración Mundial 2019: Presencia Infinita, Potencial Ilimitado

Jueves, 12 de septiembre del 2019
Celebro las vastas posibilidades para mi vida.

Te invitamos a participar en el Día de Oración Mundial, una vigilia de oración y meditación de 24 horas. Como siempre, los nombres y solicitudes de oración que nos enviaste serán mantenidos devotamente durante la vigilia.

Afiánzate en la presencia y el poder divinos para alcanzar las posibilidades ilimitadas disponibles para ti.

Únete miles de personas en todo el mundo. Juntos sostendremos la vigilia durante el Día de Oración Mundial, afirmando que no hay lugar donde Dios no esté. Dondequiera que estemos, Dios está.

El evento incluirá música en vivo, una procesión con velas, un servicio de oración, un círculo de oración sagrada y más.

La vigilia comienza el miércoles 11 de septiembre a las 7 p.m. (Hora Central) con una procesión con velas hacia la capilla de Silent Unity, luego de la ceremonia de apertura.

¿Cómo puedes participar en el Día de Oración Mundial?

Envía tus peticiones de oración y enciende una vela virtual. Puedes unirte a los eventos en Unity Village u otros centros de Unity. Sigue nuestro hashtag #WDOP2019 y únete a nosotros en la página de Facebook de Unity para interactuar con las preguntas de reflexión y ver eventos en vivo.

Día Mundial de la Oración 2019: Preguntas para abrir tu corazón en oración

¿Qué es el Día de Oración Mundial?

El Día de Oración Mundial, que se celebra anualmente el segundo jueves de septiembre, uniendo a Unity con personas alrededor del mundo durante un período de 24 horas de oración. Al orar, disolvemos nuestras fronteras personales permaneciendo consciente de que Dios mora en cada uno de nosotros y a nuestro alrededor —Dios es una fuente activa de vida, amor y sabiduría.

Oración guía—Día de Oración Mundial 2019

Respirando profundamente en oración, me maravillo ante la presencia infinita del espíritu ilimitado, en mí y a mi alrededor. Dios es la vitalidad en mi aliento, la belleza en el mundo natural, la fortaleza de mi determinación y la compasión en mis actos de servicio. Reconozco a Dios en la amplitud del universo, así como en mis sueños ilimitados.

Mi vista percibe más allá de lo que pude haber concebido antes, gracias a la vasta realidad de la presencia y el poder divinos. Recurro a la presencia y al poder divinos para realizar mi gran potencial.

En la armonía de la oración, mi corazón late al ritmo de Dios. El pulso de la vida infinita me alienta, me nutre y me empodera para dar vida a mis sueños.