Justo lo que necesitaba

No puedo realmente expresar lo que La Palabra Diaria significa para mí. Siempre comienzo mi día orando y leyendo su mensaje. Soy una alcohólica en recuperación. He tenido muchos retos en la vida y mi tía me regaló una suscripción hace unos años para ayudarme. ¡Ha sido maravillosa! Cuando tengo un día difícil, oro y abro La Palabra Diaria al azar y siempre me lleva al mensaje exacto que he de leer. Gracias Dios por mi querida tía y por La Palabra Diaria.

—Carla, Oklahoma
Ayuda a que otros encuentren inspiración
Apoya a Unity
Unity ayuda a que las personas mantengan una conexión profunda con Dios cada día, y tu regalo generoso hace que podamos compartir La Palabra Diaria y otras enseñanzas de Unity con el mundo. Dona ahora o aprende más.
Da un regalo
Cuando regalas una suscripción a La Palabra Diaria, estás obsequiando aliento e inspiración para cada día del año. Con cada suscripción de regalo, enviaremos una tarjeta anunciando tu obsequio a la persona.