Meditacion

 

COMPARTIR

Herramienta Espiritual de Unity: Meditación

¿Qué es la meditación?

Meditar consiste en dirigir la atención conscientemente hacia el ser interior. Comienzas sosegando tu cuerpo y luego dirigiendo tu mente hacia el interior, hacia la quietud; descansando en el hermoso sentido de tu unidad con Dios.

La meditación puede ser guiada, en ésta un líder pronuncia palabras positivas y edificantes, o sonidos entonados. Aquellos que meditan dejan que sus mentes fluyan con el sonido o las palabras según reposan tranquilamente. Otras meditaciones no son guiadas, se centran en un mantra o simplemente en despejar y aquietar los pensamientos.

Algunos pasos sugeridos para crear una práctica de meditación

  • Trata de elegir un horario regular para tu meditación.
  • Siéntate derecho en una silla o cojín cómodo, con ropa cómoda.
  • Comienza por concentrarte en tu respiración.
  • Cuando estés listo para dirigir tu atención hacia el interior, cambia tu atención a tu frase especial, como por ejemplo "YO SOY”.
  • Vacía tu mente de todos los pensamientos excepto tus palabras especiales. Cuando vengan los pensamientos, obsérvalos y deja que pasen.
  • No esperes nada. No te preocupes por cómo lo estás haciendo.
  • Cuando hayas terminado, toma tiempo para deleitarte en la experiencia.

Si meditas y te encuentras acosado por pensamientos, sentimientos y especialmente por recuerdos, no te desesperes. Aprender a dominar la mente para escuchar significa tener que pasar al principio por un nuevo entrenamiento. A medida que mantienes tu atención en la respiración, la mente se calmará y eventualmente experimentarás esa pequeña y apacible voz dentro de ti.

¿Cómo entiendo la meditación como práctica?

Por el Reverendo John Beerman

Hay muchas descripciones de la práctica de la meditación, sin embargo, todos parecen estar de acuerdo en que es vital comenzar una práctica si usted está interesado en el crecimiento espiritual.

Así como las plantas y las flores necesitan luz solar, nutrientes y agua para crecer, la meditación y el silencio son el suelo fértil y el agua para el crecimiento espiritual. El espíritu es la luz del sol, y accedemos al espíritu estableciendo un tiempo diario para la meditación y el silencio.

La meditación es pensamiento tranquilo, reflexión o contemplación. Puedes encontrar muchísimos libros y recursos en línea para aprender sobre los diferentes métodos de meditación. Solo ten en cuenta que nadie medita perfectamente; todos experimentamos la "mente de mono" (esos pensamientos que nos ocupan y distraen).

El silencio es un estado aún más profundo donde el pensamiento cesa y se experimenta la unidad con lo Divino. La Biblia lo llama un armario de oración o el lugar secreto del Altísimo. Aquí es donde podríamos escuchar la voz apacible y pequeña de Dios. [Link to el SILENCIO]

No hay atajo para pasar tiempo en el silencio. La mente (pensamientos del ego) puede tratar de desviarte del silencio, pero con el tiempo la mente sucumbe a la potencia radiante del espíritu y toma su lugar natural como sirviente.

Al igual que cuidar bien de un jardín, pasar tiempo en la meditación y el silencio produce una cosecha de gran alcance que te nutrirá para toda la vida. Si comes de los frutos de tu práctica de meditación, crecerás fuerte y podrás soportar las tormentas rigurosas de la vida.

Con práctica, se pueden encontrar la paz y la esperanza donde quizá antes no las había.

¿Deseas más prácticas y recursos espirituales que apoyen tu sendero?