¿Qué hay en una Caja Dios?

¿Qué hay en una Caja Dios?

por Darrell Fusaro

¿Qué hay en una Caja Dios?

La Caja Dios, aunque efectiva para resolver cualquier problema que tengas, puede parecer tonta o, en el mejor de los casos, muy sencilla para ser realmente eficaz. Mas aquellos de nosotros que la hemos probado, decimos: ¡Funciona!

Una Caja Dios es un recipiente con una apertura en su tapa. Tú escribes el problema, preocupación, deseo o decisión difícil en un pedazo de papel, lo doblas y lo pones en tu Caja Dios.

Yo incluyo la fecha y finalizo todas mis peticiones con la frase: “Esto o algo mejor”. Yo creo que reafirma la intención de “Si es Tu voluntad”. Esto hace que mi solicitud sea afirmativa y que mi mente mantenga un estado de expectativa.


Darrell enseña a sus estudiantes en El Rincón Elementary School en Culver City, California, cómo hacer una "Lata de la esperanza" y un "Comedor de pensamientos antipáticos".

Escribir mi petición y ponerla en mi Caja Dios, me hace sentir que hice mi parte para resolver el asunto. Esta actividad física me da la sensación concreta de que se lo he entregado realmente a un Poder Superior. También me da una referencia positiva cuando me doy cuenta de que estoy preocupado de nuevo. Simplemente, recuerdo que puse la preocupación en mi Caja Dios y que todo ocurrirá en orden divino, en el tiempo perfecto, con facilidad y sin esfuerzo.

Me siento tranquilo, sosegado y seguro. Soy libre para seguir las corazonadas y estoy consciente de las coincidencias que conspiran a mi favor. Lo que al principio pareció ser un dilema, ahora es una aventura de fe en la que anticipo un resultado aún mejor de lo esperado. La meditación "Fe" de La Palabra Diaria, del 4 de septiembre de 2016, lo describe perfectamente: "Tener fe es mantener una expectativa gozosa".

En este estado de posibilidades, las soluciones se revelan y nuestras circunstancias mejoran gracias a la ley de atracción. No te preocupes por lo que debes usar como tu Caja Dios, cualquier envase sirve. No tiene que ser elegante. La Caja Dios que mejor funciona es la que utilizas.

Algunos ejemplos de lo que mis amigos y yo hemos usado como Cajas Dios son las cajas de nuestros cereales favoritos, una lata de café, un recipiente de avena, un joyero, un cesto, una caja de zapatos e incluso un papelero. Cualquier cosa que elijas usar como tu Caja Dios funcionará, ya que el poder de activación yace en que lo estás entregando a Dios.

Cada vez que saco las solicitudes viejas de mi Caja Dios obtengo el beneficio adicional de fortalecer mi fe; recordando con asombro cómo incluso las solicitudes olvidadas se resolvieron de manera maravillosa. También puedo apreciar cómo todas las soluciones llegaron en el tiempo divino.

Sea lo que sea, grande o pequeño, ¡no te demores, por tu petición en tu Caja Dios hoy mismo! Deja ir el pensamiento:"¿Cómo voy a resolver esto?", y entrégaselo a Dios. No te preocupes por cómo Dios lo resolverá, sólo ten fe en que Él lo hará.