Yo soy amor

por Toni Cardarella

 

Afirmación: Mis pensamientos, palabras y acciones revelan mi naturaleza amorosa.


Vive una vida llena de amor.

Amar es fácil. Se revela y desenvuelve en cada uno de nosotros. El amor es para que tú y yo lo sintamos y lo compartamos, está en el centro de nuestra propia naturaleza.

Mas esa verdad —el amor como un poder universal— puede verse oscurecida por toda la atención que se le da al amor romántico (piensa en el día de San Valentín) o por el amor, a veces complicado, que experimentamos en nuestras relaciones con familiares y amigos.

¿Qué pasaría si este febrero —no solo un día sino todo el mes— nos enfocáramos en el poder del amor?

Cada día, encuentra maneras de tomar de la Fuente pensamientos, palabras y acciones para permitir que la luz y la armonía del amor brillen.

Charles Fillmore dijo esto acerca del poder del amor: “Insiste en que todo es bueno y, al rehusarse a ver nada que no sea bueno, causa que esa cualidad finalmente aparezca en sí misma y en todas las cosas”.

He aquí unas cuantas maneras de revelar el poder de tu corazón amoroso:

Pensamientos:

Pensar amorosamente no es fácil, ya que significa que tenemos que considerar que todas las personas y todo lo que ocurre en las situaciones diarias es bueno, incluso aquellos o aquello que no muestran su mejor lado.

Piensa acerca del amor cuando alguien se te atraviesa en el tráfico. O cuando te molestas por algo que un compañero de trabajo dijo o por un desacuerdo que has tenido con tu pareja, piensa en lo mejor de la persona. Redirige tus pensamientos y accederás al poder armonizador del amor.

Palabras:

Habla amor afirmado el amor divino que mora en ti, ya sea que lo hagas en voz alta cuando estés con otros o en la quietud de tu práctica espiritual. Habla con amor a los demás. Permite que el gozo del amor fluya en tus palabras. Dile a las personas que las amas. Expresa palabras de aprecio a quienes estimas.

Utiliza tus palabras para demostrar armonía en situaciones menos que positivas. Presta atención a lo que vas a decir. Piensa en lo bueno y permito que el gozo del amor fluya mediante palabras amables y de tono positivo.

Acciones:

La acción pura del amor es vivir siendo fiel a tu corazón. Actos de bondad revelan el amor que eres, así como también lo hacen los actos generosos, ya sea que des de tu tiempo o dinero.

También, observa cómo te tratas a ti mismo. Cuida de tu cuerpo. Permítele sentir tu amor admirando su belleza y atendiendo a sus necesidades esenciales de descanso, nutrición, cuidado personal y salud.

También puedes actuar de manera amorosa a por medio de la meditación u otra práctica espiritual. El autor de Unity Eric Butterworth definió la meditación como una conciencia que se lleva a cabo en el corazón.

“Esencialmente una experiencia en amor y de amor”, dijo Butterworth. “Es un despertar y el desarrollo de nuestra verdadera naturaleza de amor. Tal como una flor se abre ante los rayos del sol, de igual manera el centro del corazón se abre gracias a la meditación diaria y la práctica de la presencia del amor divino”.

El amor es nuestra naturaleza verdadera. Permitamos que fluya y revele su remarcable, maravilloso y espectacular poder en tus pensamientos, palabras y acciones.