Una visión para el Año Nuevo

Una visión para el Año Nuevo
Rev. Felicia Searcy

Artículo de La Palabra Diaria

Tenemos un año nuevo, un momento maravilloso para explorar nuevas oportunidades nunca antes posibles. Antes de llegar a Unity, mi resolución para el año nuevo usualmente incluía una lista tal como: me portaré mejor con mis familiares, dejaré de comer en  exceso, etc.

Una vez que comencé a estudiar  principios espirituales, aprendí una mejor manera de visualizar mi futuro. Ahora acojo cada nuevo día como una oportunidad llena de promesas para una vida gozosa y rica. Cada mañana, visualizo el mejor día ante mí y determino vivir de acuerdo al sueño que Dios desea expresar por medio de mí.

Jesús comprendió el poder de mantener una visión apareada a una intención. Él articuló Su visión cada vez que habló del Reino de los Cielos. Él tenía una capacidad inédita de vivir plenamente en el momento mientras visualizaba y soñaba acerca de lo que era posible. Su visión afirmaba la vida, y Jesús la expresaba en sus pensamientos, palabras y acciones. Mantuvo la visión de una vida plena, no sólo para sí mismo, sino también para cada uno de nosotros.

Mantener una visión es emocionante y divertido. Nos entusiasmamos acerca del año ante nosotros cuando lo vemos lleno de posibilidades. El reto yace en emprender la labor para manifestarlas. Tenemos la intención de vivir según nuestros sueños, mas los asuntos de la vida suelen interferir. Los paradigmas viejos tratan de detenernos. Las condiciones externas abruman nuestro entusiasmo y, antes de que podamos darnos cuenta, encontramos que estamos repitiendo patrones autodestructivos.

Esta es la razón por la cual mantener una práctica espiritual de fe es vital. Jesús demostró el poder de la fe cuando la centró en el poder de Dios en vez de en las condiciones externas. Él nos enseñó a ver más allá de las limitaciones aparentes para apreciar el bien y el fluir infinito de abundancia.

Como ministro y consejera de vida, he podido ser testigo y ayudar a muchas personas en su proceso de despertar espiritual. En mi libro Do Greater Things: Following in Jesus’ Footsteps (sólo en inglés), cuento acerca de una mujer que tenía muchos retos de salud. Le era difícil caminar y, consecuentemente,  lo que podía hacer y adónde podía ir era limitado. Mas su sueño era volver a la universidad para terminar sus estudios.

A pesar de las apariencias limitantes, esta mujer mantuvo su visión, cultivó su fe y se mantuvo centrada. Creó un sistema de apoyo y estudió principios espirituales hasta que, a pesar de los desafíos, su sueño se hizo realidad. Regresó a la escuela logrando estar en la lista de apremiados del decano. Aun cuando sus anhelos parecieron ser un sueño inalcanzable, ella mantuvo su fe en el poder de Dios. ¡Eso se llama fe!

No tenemos que tener todos los detalles frente a nosotros para proseguir, sólo tenemos que dar el paso que Dios nos motiva a dar y cosas maravillosas comienzan a desarrollarse.

Recordemos que todo es creado dos veces, primero en la mente y luego en el reino físico. Somos los canales por medio de los cuales la Mente Creativa se expresa. Somos las anclas de nuestro ser. No somos meros observadores, somos participantes activos y decisivos. Entendemos que nuestros sueños y deseos son cómo Dios expande Su presencia en nosotros y en el mundo. ...

Ahora damos gracias porque el Impulso Creativo obra en y por medio de nosotros. Damos gracias porque nuestro verdadero estado es uno de gozo y abundancia.

 

La Reverenda Felicia Searcy es ministra de Unity, y fundadora de Unity Church of Life en Murfreesboro, Tennessee, U.S.A. y Autora del libro Do Greater Things (sólo en inglés).