Toda una Villa

Unity está en el corazón de todo lo bueno que me ha sucedido durante la última década.
por Rev. Teresa Burton

Unity está en el corazón de todo lo bueno que me ha sucedido durante la última década.

Toda una Villa

Siempre es un placer darles la bienvenida a quienes visitan Unity Village, especialmente después de un año tan inusualmente tranquilo.

Hace unas semanas, les dimos la bienvenida a la Rev. Beatriz Bell y a su esposo, Frank. Si esos nombres te suenan familiares, puede deberse a que el ejemplar de La Palabra Diaria de septiembre/octubre del 2020 destacó el alcance del ministerio de ellos en la Argentina luego de ser devastada por inundaciones.

Como muchos que llevan a cabo la obra de Unity, los Bell se sienten en casa en Unity Village. Disfruté de una maravillosa visita con ellos, escuchando las historias del llamado de la Rev. Beatriz para venir a Unity Village para asistir al seminario, y cómo conoció a Frank, quien vivía en un pueblo cercano.

la Rev. Ellen Debenport y la Rev. Teresa Burton le dan la bienvenida a la Rev. Beatriz Bel
De izquierda a derecha: Rev. Ellen Debenport, Rev. Beatriz Bell, Frank Bell, Rev. Teresa Burton
Crédito: Foto de la autora

De regreso a un lugar especial

Aunque los detalles de la historia de los Bell es propia de ellos, la verdad de su relato es familiar para muchos de nosotros que hemos hecho del mensaje de Unity nuestro trabajo. Y este sentimiento de pertenencia no se limita a quienes hemos hecho de servir en Unity nuestra profesión. Unity sigue siendo un punto determinante en la vida de muchas personas.

Escuchar a Beatriz contar cómo descubrió Unity y sus primeros viajes a Unity Village me inspiró a recordar los míos. Aunque descubrí Unity hace más de 20 años, hice mi primer viaje aquí hace 10 años para comenzar un viaje de crecimiento, compromiso y satisfacción que sigue asombrándome.

Ya he escrito antes (Tomando mi tiempo) que tiendo a ser impaciente y siempre estoy pensando en lo próximo que deseo hacer. Pero descubrí un regalo inesperado al pedirle a Beatriz y Frank que compartieran conmigo acerca de su relación con Unity, el comienzo de su relación personal, su eventual mudanza a Sudamérica y su ministerio.

Viajando por mi camino espiritual

Pensé en cuánto ha cambiado mi vida en los 10 años desde que visité el campus de Unity Village por primera vez. Comencé como muchos lo hacen, con un retiro y luego con el programa de Enriquecimiento y Educación Espiritual (EEE) de Unity; tomando clases mientras era voluntaria en mi iglesia local. De ahí, me convertí en Maestra Licenciada Unity antes de comenzar mi educación en el seminario. Y luego, comencé mi ministerio como editora de Daily Word.

Pero incluso más que mirar hacia atrás en una lista de logros, estoy muy agradecida por el viaje interior que me ha llevado a un camino de crecimiento y comprensión que no podría haber imaginado hace una década. Me siento agradecida por todo lo que me han brindado los últimos 10 años: amor y cuidado, aprendizaje, oportunidades e incluso algunos desafíos que resultaron ser grandes oportunidades de crecimiento.

He sentido la gracia de Dios cada vez que he llamado al Ministerio de Oración de Unity, y la conciencia de la Verdad con cada servicio al que asistí y cada libro que leí. Me encanta la sensación de regreso a casa que me llenaba cada vez que regresaba a Unity Village después de varios meses de ausencia; mientras caminaba por sus terrenos y admiraba la belleza de las fuentes. Me siento agradecida por la comunidad de personas de ideas afines que están comprometidas a vivir y compartir la Verdad.

En resumen, Unity está en el corazón de todo lo bueno que me ha sucedido durante la última década. Y, a veces, en el día a día de mi vida y de mi trabajo, lo pierdo de vista. Unity Village no siempre se siente mágica cuando pienso en mi trabajo. A veces, la Verdad es simplemente algo que necesito enlazar en uno de los mensajes de Daily Word (Palabra Diaria). Darle la bienvenida a la gente cuando vienen a Unity Village, escuchar sus relatos y ver el embeleso de sus rostros enciende la magia de nuevo en mí.

Una deuda de gratitud

El cumpleaños de la cofundadora de Unity, Myrtle Fillmore, es el 6 de agosto, y el de su esposo Charles es el 22 del mismo mes. Ellos fallecieron hace décadas, pero como cualquier visitante de Unity Village te puede decir, su presencia se puede sentir a través de la obra de Unity que continúa hasta el día de hoy: compartir la Verdad con cada corazón y mente que la busca que desea conocerla, vivirla y compartirla.


Rev. Teresa Burton, Preparándote para una primavera espiritual, el mayor regalo de la Cuaresma, tedio del invierno, tedio spiritualRev. Teresa Burton es una ministra ordenada y maestra licenciada de Unity. Teresa, una oradora dinámica e instructora creativa, hace que las enseñanzas de Unity sean fáciles y divertidas. Antes de responder al llamado para ser ministro, Teresa trabajó como editora por más de 25 años en diversas funciones de publicaciones impresas y digitales.