Supera tu pasado

Supera tu pasado
Eric Butterworth

Artículo de La Palabra Diaria

¿Alguna vez has deseado poder tener buena memoria? Más importante que querer recordar algo es deshacernos de todo aquello que abruma nuestra mente. Asirnos a rencores, arrepentimientos y desengaños es insistir en envenenar nuestro sistema. Como lo dijo Pablo: “Reconcíliense antes de que el sol se ponga” (Efesios 4:26).

Tal vez mantengas un sentimiento de culpa por algo que hiciste o que dejaste de hacer. Tu pasado puede vivir sólo en tus pensamientos. No es el incidente sino su recuerdo lo que causa efectos en ti hoy en día. En el instante en que lo sacas de tu conciencia, se ha ido para siempre del único lugar donde existía.

Esto no otorga licencia, sino libertad, libertad de las ataduras del pasado con las cuales te has amarrado tú mismo. El perdón verdadero, tal vez el único perdón que existe, es el autoperdón. Dios perdona cuando tú perdonas y olvidas, cuando te levantas por sobre la conciencia limitada.

Lo que has sido o hecho en el pasado no importa. Lo que cuenta realmente es la vida a la cual aspiras, el ser en el cual te estás convirtiendo.

Si oras y esperas un nuevo desarrollo, un cambio interno y externo, ¿estás dispuesto a dejar ir la persona que has sido y permitir que el fluir de tu desarrollo tenga lugar como la persona que deseas ser, la persona que Dios creó para que fueras? Jesús dijo: “Conocerán la verdad, y la verdad los hará libres” (Juan 8:32). Él quiso decir libre de los errores del pasado y de los efectos de dichos errores. Conocer la Verdad significa dejar ir lo que no es verdad. Recordar cosas negativas acerca de ti es como revivir los esqueletos que guardas en tu clóset mental. Estos no son reales, pero pueden hacer surgir gran temor en ti.

La vida se torna más positiva, más productiva y mucho más feliz cuando dejamos ir el pasado. Los cursos para mantener la memoria son buenos, mas la mayoría de nosotros lo que tiene que aprender es a olvidar. No debemos tratar de derivar satisfacción de éxitos pasados ni de sentirnos atados por nuestras fallas pasadas. Considera a las personas tales como Lincoln, Churchill y Edison. Ellos respetaron sus mentes demasiado como para abarrotarlas de pensamientos de fracasos o amargura. Ellos eran buenos para olvidar.

Si hay alguna virtud digna de alabanza, piensa en ella, archívala en la mente, mas olvida todo lo demás. Desarrolla una mente que olvida lo negativo y encontrarás que tu memoria mejora, pues ambas están relacionadas íntimamente.

Eric Butterworth (1916-2003) es considerado un icono espiritual en Unity. Sus enseñanzas están centradas en la divinidad de toda persona, y su deseo era que todos comprendiéramos nuestra unidad con Dios. Para abril, hemos tomado este ensayo de su libro Celebrate Yourself!