Regalos profundos: Los cuatro temas del Adviento

Cuatro temas del Adviento, significado de las velas del Adviento, Unity y el Adviento, Adviento y Navidad.

Tomado del devocional para el Adviento: Navidad en mis manos y en mi corazón

A medida que se acerca la temporada festiva, a menudo escuchamos acerca de "preparar el camino". Tradicionalmente, el Adviento es un tiempo de reflexión y afirmación, con un tema para cada semana. Históricamente, Unity ha observado la temporada de Adviento como una búsqueda interna de la mente y el corazón.

¿Qué significan para nosotros los cuatro temas del Adviento?

En el folleto devocional para el Adviento Navidad en mis manos y en mi corazón, los escritores de Unity exploran temas tradicionales para el Adviento. Las meditaciones de Adviento nos ayudan a contemplar formas de compartir nuestros dones más profundos: esperanza y fe, paz, amor y gozo. Nos guía a explorar lo que la Navidad significa para nosotros personalmente y descubrir que el mejor regalo que podemos dar a nuestra familia y amigos es: ¡nosotros mismos!

Cada tema del folleto es explorado en los ensayos dominicales de la Rev. Teresa Burton, extraídos aquí.

Primera semana de Adviento: Esperanza y fe

Adviento Unity, Cuatro temas del Adviento: Esperanza, Paz, Amor, Gozo.

En el corazón de esta esperanza existe una creencia. Es la creencia de que nos estamos preparando para la paz, el amor, la alegría, y eso está de camino hacia nosotros. Dicha creencia impele el poder de la fe.

Puede ser tentador pensar que tenemos que esperar para comenzar a sentir la esperanza asociada con la Navidad. Pero la esperanza puede ser acogida de manera consciente y con buena intención en cualquier momento.

Recuerda que estamos utilizando nuestra facultad de la fe y que siempre podemos escoger qué creer y qué esperar. ¿Crees en la posibilidad o crees en la limitación? ¿Crees en la prosperidad o en la escasez? ¿Crees en la salud o en la enfermedad?

Durante momentos de quietud contemplativa, de meditación y oración, permítete a ti mismo sentir esperanza y expectativa. Luego de un momento en el Silencio, afirma aquello que quisieras ver manifestado, primero en tu conciencia y luego en tu vida.

La esperanza es el comienzo, y la fe te lleva el resto del camino.

Segunda semana de Adviento: Paz

Adviento Unity, Cuatro temas del Adviento: Esperanza, Paz, Amor, Gozo.

Podemos visualizar la paz fácilmente cuando imaginamos a un niño recién nacido en un pesebre, cuando vemos imágenes de una tranquila escena de invierno cubierta de nieve. Podemos sentir nuestros corazones llenos de una dicha apacible cuando escuchamos a las voces que se elevan en canción.

Pero incluso al disfrutar de los regalos de la temporada, también podemos experimentar sus frustraciones. El tráfico, las largas filas, las estanterías vacías, los itinerarios sobrecargados, la discordia familiar. ¿A dónde se va la paz de esta temporada cuando la usurpan estos acontecimientos poco acogedores?

El autor de Unity Eric Butterworth escribió: “Pueden pasar cosas a tu alrededor y pueden pasarte cosas a ti, pero las únicas cosas que importan son las que ocurren en ti”.

¿Cómo podemos vivir de manera que la paz ocurra desde adentro?

Una clave para vivir pacíficamente es practicar el perdón como una manera de vivir la Verdad que conocemos. Cuando perdonamos, estamos escogiendo ver más allá de la circunstancia, de las apariencias y de nuestras reacciones inmediatas.

Reclamar esta paz y vivir desde esta es un regalo, y no solo un regalo para una persona. Es un regalo para todos. Cuando la paz es nuestro estado natural, bendecimos a cada persona, cada relación y cada interacción —sin importar cuán pequeña o efímera— con nuestra presencia de paz.

Tercera semana de Adviento: Amor

Adviento Unity, Cuatro temas del Adviento: Esperanza, Paz, Amor, Gozo.

Lo que hace un regalo tan significativo es la intención tras el regalo. Cuando damos con alegría, con entusiasmo, estamos demostrando y compartiendo nuestro amor. Perola satisfacción de esa forma de dar —el dar cosas o donar  dinero— puede ser efímera.

El impulso de dar —dar amor— no se va tras haberle dado la bienvenida al Año Nuevo y cambiado el calendario. Y, por supuesto, no tenemos por qué reprimir nuestros impulsos cariñosos hasta que la temporada Navideña regrese otra vez.

¿Cuántas veces has escuchado lo siguiente? Es mejor dar que recibir. Pero hay algo que es incluso mejor que el dar cosas: se trata del regalo de servir.

Desde luego, no hay escasez de necesidades en el mundo y no hay carestía de lugares que pudiesen utilizar nuestro servicio de amor.

Tal y como lo dijo el doctor Martin Luther King, Jr.: “Todo el mundo puede ser grandioso porque cualquier persona puede servir... Solo necesitas un corazón lleno de gracia; un alma motivada por el amor”.

¿Qué te motiva? ¿Que despierta tu amor y vivifica tu impulso de dar?

Cuarta semana de Adviento: Gozo

Adviento Unity, Cuatro temas del Adviento: Esperanza, Paz, Amor, Gozo.

Las oportunidades abundan para tener una experiencia de gozo durante la temporada festiva: fiestas, tiempo compartido con amigos y familiares, las decoraciones, cantar villancicos, las comidas y la repostería. Puede ser fácil sentirse agradecido por el gozo que trae la temporada navideña.

¿Sabías que lo contrario también es posible? Tener una práctica activa de gratitud prepara un terreno fértil para que el gozo crezca y florezca en la conciencia. Una vez la gratitud ha echado raíz allí, atraes hacia ti más experiencias que te den alegría.

Al igual que cualquier músculo que se fortalece cuando lo usamos repetidamente, mientras más des las gracias, más fácil es encontrar cosas, personas y experiencias por las cuales sentir gratitud. A medida que el hábito se vuelve más automático —y así sucederá— la gratitud se convierte en tu estado natural y a ello le seguirá el gozo.

Practicar la gratitud no es lo mismo que hablarte a ti mismo para salir de las decepciones y las frustraciones que son parte de la vida de todos, pero es una manera de no permitir que los ritmos transitorios de la vida te derrumben y te quiten la alegría.

El gozo está destinado a ser compartido. Amplía tu práctica de gratitud para incluir a tus amigos y familiares. De ahí, incluye a tus conocidos en la iglesia, el trabajo y la escuela. Sentirán tu gratitud y multiplicarán tu alegría.


Si deseas más recursos edificantes, visita unityenlinea.org/recursos. Para oración, llama al 1-816-969-2020 o solicítala en línea.