Puedes florecer a cualquier edad

por Noelle Sterne

 

Nunca es demasiado tarde para ser quien pudiste haber sido.—George Eliot

¿Puedes creer que ya tienes ___ años? ¿Sientes que es demasiado tarde para hacer aquello que siempre has soñado? ¿Sigues pensando que te falta educación, que eres demasiado viejo, enfermo, débil, amañado, desorganizado, indisciplinado, ocupado, anticuado, temeroso, gordo, flaco, pobre, anticuado…?

O tal vez has admitido la creencia, tan contagiosa como la gripe, de que “cuando llegas a cierta edad”…

  • “Sólo debes pensar acerca en retirarte”.
  • “Se supone que sufras todo tipo de dolencias”.
  • “No debes pensar en hacer mucho, y mucho menos enhacer algo nuevo”.
  • “Debes vivir callada, humilde y resignadamente”.
  • Se supone que entre llantos clames: “¡Ya es demasiado tarde!”

Bueno, no tienes que aceptar esos contagios, especialmente hoy día. El número de personas de tercera edad no tiene precedente, y dichas personas son más saludables, educadas y activas que nunca antes. Es más, se predice que el número de personas mayores va a duplicarse entre los años 2000 y 2030; ¡y han aumentado en un 53 por ciento desde 1990 hasta hoy!

Rompe barreras

Las barreras y los estereotipos viejos están desapareciendo. Tao Porchon-Lynn, de 94 años de edad, enseña yoga en Nueva York y da clases de baile. En el otoño del 2012, una editorial de renombre publicará el libro: The Law Giver, escrito por el novelista galardonado Herman Wouk, quien tiene 97 años de edad. El año pasado, las escritora y maestra Bel Kaufman dio clases acerca del humor judío en Hunter College, ¿su edad?: 100 años.

Cuando tenemos presentes estos logros “a edad avanzada” encontramos que se nos hace más fácil comenzar un negocio a los 48, comenzar un curso universitario a los 52 o prepararnos para un maratón a los 64. Mas, por encima de todo, los ejemplos anteriores ayudan a que cambiemos nuestras percepciones.

Principios sin edad

¿Cómo hacerlo? Aceptando y visualizando lo que deseamos. Jesús lo explicó de esta manera:

“Porque al que tiene se le dará, y tendrá más; pero al que no tiene, aun lo poco que tiene se le quitará” (Mateo 25:29).

Aunque estas palabras son dichas con frecuentemente con referencia a bienes materiales, realmente tienen que ver con la conciencia. Cuando creemos que ya tenemos lo que deseamos, tarde o temprano, lo lograremos. Mas cuando creemos que no lo tenemos, no lo logramos porque nuestro enfoque está en la carencia de ello, y dicho enfoque nos despoja de lo poco que tenemos.

Si tienes fe y sentimiento (y actúas según ellos) de que ya tienes lo que deseas: energía, salud, brío, entusiasmo, agudeza mental, persistencia; pronto experimentarás aquello que has soñado.

Deepak Chopra dice en su libro, cuyo título debería ser una mantra para nosotros: Cuerpos sin edad, mentes sin tiempo:

“¿Recuerdas cuando eras niño? ¿Cuando sentías y sabías que la vida no tiene ataduras, ni fin; que es emocionante y está llena de posibilidades? Aquello que ves y juzgas en el espejo, ese niño todavía anhela expresarse”.

Sueños en los que no puedo fallar

Haz una lista de tus sueños ahora. Nadie más tiene que verla. Según la escribes, visualiza que tienes confianza, vigor y valentía.

  1. Me gustaría comenzar_________________ .
  2. Me gustaría seguir/continuar____________ .
  3. Me gustaría completar_________________ .
  4. Siempre he querido___________________ .

 

Según avivas tu valor para desatar y declarar tus sueños, todo en tu vida te apoyará y sustentará. En las palabras de James Dillet Freeman: “Atrévete a ser lo que estás destinado a ser y hacer lo que estás destinado a hacer, y la vida le proporcionará los medios para lograrlo”.

Tú y tus sueños ya tienen todo lo que necesitan. Si estás floreciendo tarde, ¿qué importa? Nunca es demasiado tarde para reformular tus pensamientos, mejorar y corregir tus palabras, dar los primeros pasos y reactivar tus sueños. La edad no tiene nada que ver con eso. ¡Los que florecen tarden lo hacen en grande!