Paz Interna

Con el trabajo, la familia o cualquier otro número de responsabilidades que comprometen tu tiempo y atención, es fácil sentirse aturdido o distraído. Las buenas noticias es que la paz interna puede apartarte de la “agitación” de la vida a tu alrededor y llevarte a la serenidad de la presencia de Dios en ti. Puedes comenzar a encontrar tu lugar de paz al dirigirte a Dios en oración.

Dondequiera que estés, puedes dirigirte a tu interior para un rato de oración. O si buscas un lugar más permanente de comodidad, quizás desees crear un santuario espiritual —un lugar donde puedas retirarte por un rato de meditación y contemplación callada.

Como la paz es la llave que abre la puerta a la fortaleza, la confianza y la seguridad en sí mismo, es bueno que te rodees de objetos significativos en los cuales puedas enfocar tu atención durante tu tiempo de oración. Quizás las flores hermosas u objetos naturales atraigan tu sentido de sencillez y unidad con la creación. Fotos de seres queridos pueden servir como recordatorios de las muchas bendiciones de Dios en tu vida. También puedes incluir música en tu santuario para el alma. La música también puede aliviar tu alma y llevarte inmediatamente a un lugar de fortaleza relajante.

Este santuario personal es un lugar de refugio callado. Es tu camino hacia el descanso a medida que descubres de nuevo tu paz interna.

Toma unos momentos para aquietar tu cuerpo y mente. Al cerrar los ojos, recuerda que Dios está contigo en este momento. Siente la seguridad sagrada de la paz que llena tu mente y corazón, haciendo a un lado cualquier pensamiento o experiencia negativa.

En el silencio de la oración, Dios está para apoyarte. Nosotros también estamos aquí para apoyarte y darte ánimo. Si sientes el estrés diario, te invitamos a que leas estas oraciones y afirmaciones para la paz interna y las utilices en tus ratos de oración y meditación.