Una oración por los niños: Resiliencia

Una oración por los niños: Resiliencia
por Laura Duksta

Una oración por los niños: Resiliencia

Desarrollando resiliencia para toda la vida

¡Para Dios no hay nada imposible! —Lucas 1:37

¿Acaso esto significa que no experimentaremos el fracaso? Por supuesto que no. Resulta que las personas exitosas son aquellas que saben que podrían fallar y ¡que de todas maneras lo intentan!

Cuando pensamos en la resiliencia, nos viene a la mente la necesidad de resistencia ante una carrera larga. Un gran objetivo o una situación desafiante se puede considerar una carrera—a veces una carrera corta, otras veces un maratón—la cual nos brinda la oportunidad de crecer y superarnos.

No solo necesitamos resistencia física, sino también un cuerpo, una mente y un espíritu bien armonizados para vivir nuestra mejor y más brillante vida.

La época de la adolescencia es un buen tiempo para ver cómo podemos mantener una salud y bienestar óptimos para poder afrontar las pruebas y las adversidades que forman parte de la vida.

Cuida de tu cuerpo. Este es tu nave estelar, tu envoltura, tu pieza de juego. ¿Cómo lo estás tratando? ¿Con qué lo estás alimentando? Si tuvieras un auto de carreras de alto rendimiento, ¿podrías llenarlo con combustible de baja calidad y esperar resultados óptimos?

Lo que comemos, cuánto dormimos y hacemos ejercicio, lo que vemos en la televisión o los juegos que jugamos contribuyen y generan nuestros niveles de energía, que a su vez afectan la forma en que manejamos la vida. ¡Todo está conectado!

Vigila tu mente. ¿Cómo te hablas a ti mismo y a los demás? Lo que nos decimos a nosotros mismos, cómo nos sentimos acerca de nosotros mismos, nuestros pensamientos y creencias sobre la vida contribuyen a nuestra experiencia.

¿Acaso esto significa que no tendremos pensamientos malos o negativos? Claro que no. Después de todo, somos humanos.

Significa que no tenemos que caer en una “tormenta de pensamientos”. Cuando captamos un pensamiento desempoderador, inmediatamente le damos un giro positivo al que sigue. Un pequeño pero poderoso cambio en nuestro pensamiento ocurre cuando cambiamos el modo de ver aquello que tenemos que hacer para obtener lo que queremos.

Tómate un minuto para aprender sobre la educación o el suministro de agua y alimentos en los países en dificultades. Puedes cambiar tu pensamiento de tengo que ir a la escuela y ¿tengo que comer esto?, a puedo ir a la escuela y recibir educación, y estoy agradecido por estos alimentos.

Cree en que los pensamientos saludables son una vitamina diaria para mantener tu energía y tu concentración. Dominar tu forma de pensar es un boleto dorado para superar la adversidad.

Sintoniza con el Espíritu. Saber que estamos conectados con el Espíritu/Dios la fuente es quizás la clave fundamental para el reino. La misma Energía Creativa que mantiene las estrellas y los planetas en su lugar, hace fluir las mareas, hace crecer alimentos, proporciona el aire, hace que las flores florezcan y mucho más—esta misma energía está siempre con nosotros y en nuestro interior mientras navegamos por la vida.

Una forma poderosa de permanecer en sintonía con la Fuente es a través del poder de la gratitud. Cuando atraviesas una situación desafiante, encontrar cosas por las que estar agradecido puede sacarte de la desesperación o el dolor y hacerte regresar al momento presente donde, casi siempre, todo está bien. Obtén puntos de bonificación si puedes encontrar cosas por las que estar agradecido sobre una situación difícil específica que estés experimentando.

Una oración por resiliencia para los niños

A medida que mis hijos crecen durante la adolescencia y juventud, yo confío. Confío en que tengan el valor, la fortaleza, la resiliencia, la compasión, la determinación, la sabiduría interior y más para resistir el viaje hacia el propósito de sus vidas. Recuerdo que la adversidad, las pruebas y las luchas se encuentran en el camino hacia la grandeza, y en los tiempos difíciles, a menudo descubrimos lo mejor y más brillante de nosotros mismos. Permito que mis adolescentes soporten los desafíos de la vida y, al hacerlo, les brindo la oportunidad de brillar.

Una oración familiar compartida por resiliencia

Inhalando profundamente tres veces, nos relajamos en el conocimiento de que con Dios todo es posible. Nos sintonizamos con la visión de lo que cada uno de nosotros desea ser y lo que esperamos lograr. Usamos la imaginación para vivir la experiencia de nuestras visiones, como si ya se hubieran realizado. Sentimos una sensación de logro—tal vez escuchamos aplausos o felicitaciones, probamos una comida de celebración—y vemos lo que se ha creado. Desde la línea de meta, nos tomamos un momento para mirar hacia atrás y quedarnos asombrados por todo lo que hemos superado. Estamos agradecidos por este viaje—los altibajos, los giros, los cambios, los avances, los reveses, los éxitos y los fracasos—¡sabiendo que todos son parte del viaje llamado vida! Reconocemos a todos los involucrados--¡nosotros mismos, los demás y Dios! Estamos agradecidos y somos muy bendecidos.

Juntos afirmamos nuestra honestidad e integridad:

Las tormentas que soportamos a menudo dan paso a lo mejor y más brillante de nosotros mismos.


Todos los niños son bienvenidos a orar con los asociados del Ministerio de Oración de Unity.

Para oración, llamar al:
1-816-969-2020

Internacionales
01-816-969-2020

Envía tus solicitudes de oración a:

Ministerio de Oración de Unity
1901 NW Blue Parkway
Unity Village, MO 64065


Laura Duksta, Una oración por los niños: Creatividad y pacienciaLaura Duksta es embajadora del amor y autora del bestseller del New York Times, I Love You More. Su más reciente libro, No Matter What, I Love You, saldrá muy pronto. Visita LauraDuksta.com.