Mantén la fe

Preparándote para una primavera espiritual, el mayor regalo de la Cuaresma, tedio del invierno, tedio spiritual
por Rev. Teresa Burton

Preparándote para una primavera espiritual, el mayor regalo de la Cuaresma, tedio del invierno, tedio spiritual

El mes pasado experimenté las temperaturas más frías de mi vida, cuando un vórtice polar descendió sobre el centro de Estados Unidos.

Incluso si no vives en una parte del mundo que se ve afectada por este frío extremo, es probable que hayas oído de dicho vórtice. La nieve cubrió la superficie, el cielo se volvió gris y la temperatura a menos de cero grados Fahrenheit y se mantuvo allí.

Había sido un invierno relativamente tranquilo hasta ese momento. Las temperaturas cálidas se prolongaron hasta el otoño, y en la primera parte del invierno solo tuvimos unas pocas nevadas intrascendentes.

Febrero es un cuento diferente. Después de un lapso de varios días de temperaturas de 20 grados, el clima se volvió aún más frío a mediados de mes cuando temperaturas bajo cero trajeron consigo fuertes vientos y ráfagas de nieve. Duró solo unos días, pero en ese momento sentí que no terminaría nunca.

Eso pasó hace unas semanas. Ya han comenzado a verse señales de primavera donde antes solo había invierno. Los días ya son notablemente más largos. Pronto veremos narcisos y otras flores que brotan al principio de la primavera. Para principios de abril, Missouri comenzará a ponerse verde y radiante.

Prepárate para una primavera espiritual

Todavía está haciendo frío, los árboles aún están desnudos y el recuerdo de la helada atroz sigue firme en la memoria. En momentos como estos, saber que la primavera se acerca no calma la sensación de que nunca va a llegar.

La Cuaresma comenzó, un Miércoles de Ceniza frío y nevado. Ahora ya estamos a la mitad de la temporada de Cuaresma, un período de ayuno de aquello que esté impidiendo que vivamos en la verdad de nuestra naturaleza Crística, la expresión más plena de nuestra divinidad.

La Cuaresma es un viaje y, como la mayoría de los viajes, se nos hace fácil tener energía y entusiasmo al principio, y sentimos esperanza cuando sabemos que el final está por llegar.

Más, a medio camino, después de que el entusiasmo se desvanece y la meta aún no está en el horizonte, puede parecer una eternidad.

Cuando la primera parte del viaje ya no se ve y el destino aún no está cerca, podemos encontrarnos en un lugar solitario. Puede parecer tedioso, incluso desorientador, según tenemos claro quiénes somos para crear un espacio para que algo nuevo emerja.

Pero es exactamente en este lugar donde estamos abiertos para recibir el mayor regalo de la Cuaresma.

Así como el clima frío nos lleva a buscar calor y refugio, el compromiso de liberar viejos patrones de creencias y comportamientos nos prepara para otro tipo de calidez: una conciencia renovada de que somos mucho más que humanos. Somos divinos.

Pronto, las flores brotarán, los árboles tendrán hojas y disfrutaremos de días largos y cálidos.

Así mismo, nuestro sendero cuaresmal nos lleva a acoger la promesa de la Pascua, cuando el mundo que nos rodea y el mundo en nosotros, se renovarán nuevamente.


Rev. Teresa Burton, Preparándote para una primavera espiritual, el mayor regalo de la Cuaresma, tedio del invierno, tedio spiritualRev. Teresa Burton es una ministra ordenada y maestra licenciada de Unity. Teresa, una oradora dinámica e instructora creativa, hace que las enseñanzas de Unity sean fáciles y divertidas. Antes de responder al llamado para ser ministro, Teresa trabajó como editora por más de 25 años en diversas funciones de publicaciones impresas y digitales.