Los desvíos solo te atrasan—Parte 2

por Mary-Alice y Richard Jafolla

 

El camino está lleno de desvíos, como probablemente has descubierto. A veces en sus búsquedas por la presencia de Dios, las personas se aventuran en todo tipo de calles ciegas, calles sin salidas y caminos indirectos. Todas las personas desean sentir a Dios, y seguiremos todo tipo de caminos para satisfacer ese deseo en el alma.

Puede que nos enredemos en una vereda sin sentido tras otra, si no tenemos cuidado. Los desvíos pueden ser muy tentadores. Algunas personas se convierten en aficionados espirituales, brincando de una filosofía a otra, de un seminario a otro, de un furor a otro. Puede que sea estimulante para el intelecto, pero usualmente es el camino más largo a casa.

Hay sistemas que están basados en las estrellas o los minerales o los números o la forma de tu mano. Estos caminos pueden apartarte de tu sendero. Pueden ser seductores e incitadores, pero no importa lo fascinantes o entretenedores que sean, debido a que te desvían de tu camino, son peligrosos. Esto no quiere decir que la práctica en sí sea dañina: eso queda a decisión de cada uno. Pero, si permitimos que la posición de las estrellas o la cristalina estructura de ciertos minerales o la manipulación de las cartas o las líneas de las manos dicten nuestras vidas, hemos pasado de estar centrados en Dios a estar centrados en las estrellas o centrados en las cartas o en lo que sea.

La astrología, la canalización, las cartas tarot, la lectura de las manos, los cristales y cosas por el estilo, pueden ser interesantes, pero si te encuentras en un camino que no te lleva directamente al Poder en ti, considéralo un desvío. Es cierto que tarde o temprano todos los caminos encuentran su vía de regreso a Dios, pero, ¿por qué perder tiempo? Si tu camino no está dirigido a Dios en ti como fuente de guía y sabiduría, es sabio considerar una alternativa ¡lo más pronto posible!

Los impedimentos de desvanecen

Obviamente, has permanecido fiel en tu camino. El hecho de que estás leyendo estas líneas ahora significa que no has sucumbido a la tentación de los desvíos o, al menos si lo hiciste, rápidamente encontraste nuevamente tu camino de regreso al sendero principal. Esperamos que para ahora ya le hayas dado cuenta de que el sendero, tu sendero, es merecedor de los aparentes impedimentos. Sabemos que no es siempre fácil mantenerte fume en apoyar tus creencias y tu modo de vida ,especialmente cuando te encuentras apartado de la multitud. Pero,  eventualmente los impedimentos se desvanecen, ya que las personas aprenden a respetar tus creencias, y ellos comienzan a darse cuenta de tu modo de ser amoroso y lleno de paz. Eventualmente ellos comienzan a preguntarse qué es lo que posees, ¡y cómo podrían obtenerlo!

Finalmente, las ventajas maravillosas de permanecer en el camino toman precedencia en tu vida, y cada día es una oportunidad nueva y brillante para más alegría, más paz y más de cualquier aspecto de Dios que puedas desear.

Mientras que al principio haya parecido que tu viaje te apartaba de muchas de las personas que han sido parte de tu vida, ahora has empezado a atraer a aquellas personas que apoyan tu viaje y que andan en el mismo sendero que tú. Qué  experiencia más enriquecedora es esa. Ahora tu vida es bendecida con personas que comparten contigo el nivel más profundo en el cual la gente puede compartir: el espiritual. La vida tiene mas sentido y más belleza y más de todo lo bueno mientras progresas más y más lejos en el sendero.

Un sendero eterno

Cuando has viajado tan lejos en el sendero, desarrollas una brújula interna que te mantiene en tu curso. No hay vuelta atrás ahora, aun si lo quisieras, porque las verdades que has aprendido son parte de ti para siempre.

Para ti, no hay otro sendero que no sea el que caminas, puede que haya momentos donde tu pie resbale y tambalees por un momento fuera del camino, pero no pasará mucho tiempo antes de que regreses a él nuevamente y sigas adelante con firmeza. Una vez que tienes el camino en tu sangre, se queda allí.

Si, nuestro Pionero estaba en lo cierto, la puerta por donde debemos pasar es angosta. Se requiere dedicación y compromiso y un enfoque claro en lo que quieres, el cual es sentir la presencia de Dios en tu vida. Sin embargo, al haber pasado por la puerta angosta, ahora sabes lo glorioso que es el sendero ante ti. Es el sendero que has escogido ya que oíste el llamado hace algún tiempo atrás.

Aunque la cantidad de participantes disminuyó temprano en el camino, y parecía ser un lugar desolado para caminar, con el tiempo muchas personas se aventurarán en ese mismo sendero, porque ofrece paz y amor y alegría profunda. Aunque el dicho reza: "todos los caminos nos llevan a Roma", la verdad es que, no importan las idas y las venidas, todos los caminos, tarde o temprano, nos llevan a Dios.