La Palabra Diaria a través de los años

La Palabra Diaria a través de los años
Laura Harvey

Artículo de La Palabra Diaria

Descendientes de los fundadores
comparten sus relatos

Charles R. Fillmore y Rosemary Fillmore Rhea, los nietos de los cofundadores de Unity, se mantienen activos en el movimiento Unity, y La Palabra Diaria ha sido una gran parte de sus vidas. Cuando le preguntaron a Charles acerca de su lazo con la revista, él dijo lo siguiente: “En 1946, cuando regresé a casa después de haber servido en la Naval, comencé a trabajar en el departamento de publicación empaquetando La Palabra Diaria. Siempre he estado interesado en la rama de la publicación y en La Palabra Diaria en particular”.

En cuanto a Rosemary, su segundo trabajo en Unity fue como secretaria de Martha Smock, quien era la editora de La Palabra Diaria. Ella recuerda: “Pobre Martha, yo probablemente era la peor secretaria que podía haber. Estoy segura que ella se contentó cuando dejé el trabajo. Mas, ella siempre fue muy buena conmigo y llegamos a ser buenas amigas”. Charles y Rosemary siempre han reconocido la importancia que La Palabra Diaria tiene para sus lectores. Charles dijo: “He visto cómo ha crecido La Palabra Diaria y los comentarios de sus lectores siempre me han conmovido. Con frecuencia sus lectores nos dicen que el mensaje del día es ‘justo lo que necesitaban’.”

Rosemary dijo: “Especialmente en estos momentos yo siento que La Palabra Diaria puede ayudar a levantar la conciencia de nuestro planeta”.

La revista tiene seguidores en todas partes del mundo, es leída en siete idiomas y distribuida en 150 países”. Charles añade: “La Palabra Diaria cruza líneas divisorias; personas de cualquier filiación religiosa pueden recibir inspiración de La Palabra Diaria”.

“Tal como lo fue el original manual de oración, cuyo mensaje estaba basado en un verso bíblico, La Palabra Diaria ha sido complementada por las muchas publicaciones que han tratado de imitar su estilo”, dijo Charles. “El cumplido más grande que pueden darte es cuando tratan de imitarte, de modo que hemos recibido muchos cumplidos. Mas, para mí, La Palabra Diaria sigue siendo la mejor”. Esta pequeña revista es una gran voz de inspiración para todas aquellas personas que han ganado, gracias a sus mensajes, mayor comprensión espiritual. Como lo dijo Charles: “Los hechos y las circunstancias del mundo han de cambiar, mas la Verdad es incambiable; y La Palabra Diaria ofrece a las personas una incambiable Verdad”.