La curación integral de una persona

Jeremy Geffen, Doctor en Medicina, miembro del Colegio de Médicos de Estados Unidos

Artículo de La Palabra Diaria

Por medio de un poderoso programa integral de siete
niveles, el Dr. Geffen ofrece a sus pacientes una jornada
de curación que incluye la mente,
el corazón y el alma.

Cualquiera que haya sufrido de cáncer, sabe que la enfermedad no sólo afecta el cuerpo físico, sino que afecta también todo lo que comprende el ser humano. Como oncólogo, estoy consciente de que aquellos que son diagnosticados con cáncer, aunque éste esté en la etapa inicial, reciben una impresión emocional muy fuerte. Muchos tratan de hallar una comprensión y un significado más profundos para sus vidas; al igual que consuelo y curación.

A quienes sufren de cáncer, los doctores frecuentemente les dicen: “Te vamos a administrar quimioterapia, pero no uses hierbas ni otros suplementos medicinales, ya que pueden interferir con tu tratamiento”. A su vez, los doctores que practican medicina alternativa dicen a menudo: “Podemos ayudarte, pero no uses quimioterapia, porque interferirá con tu tratamiento y destruirá tu sistema inmunológico”. Hay una gran falta de comunicación, y los pacientes y sus familiares son quienes sufren el resultado.


En la actualidad, la gente busca un enfoque a la medicina y al cuidado de la salud, sobre todo al tratamiento del cáncer, que sea más completo y que comprenda las necesidades totales de la persona. Éste enfoque se conoce como Medicina Integral, la cual forma parte de una gran ola de cambios que están ocurriendo en el campo de la salud.
Gente de todas las edades y de diferentes modos de vida, tratan de combinar alternativas médicas. Muchos no desean abandonar los tratamientos médicos convencionales, entre ellos: cirugía, quimioterapia y radiación; pero también quieren acoger terapias complementarias seguras y eficaces. Existe una creciente industria de terapias alternativas para tratar el cáncer. Esto es de entenderse, mas puede implicar riesgos para muchos pacientes, especialmente si se usan en lugar de comprobados tratamientos convencionales.

El cáncer llegó a mi hogar

En 1985, cuando estudiaba medicina, presencié personalmente lo que el cáncer significa para los pacientes y para sus seres queridos. Mi padre fue diagnosticado con cáncer gástrico avanzado. Fue algo traumatizante y descorazonador para él, para mí y para toda la familia. Los doctores no le dieron ninguna esperanza ya que el cáncer era demasiado agresivo. De inmediato, comencé a buscar un sitio donde mi padre pudiera recibir el mejor tratamiento convencional y las mejores terapias complementarias. Tal centro no existía.


También busqué a un buen oncólogo que practicara medicina alternativa, que tomara en consideración la mente, el corazón y el alma de mi padre. No conseguí tal doctor.


Después que mi padre falleció, me sentí llamado a convertirme en ese tipo de doctor, un oncólogo competente, con excelente preparación académica y conocedor de los métodos alternativos de curación en el mundo; y receptivo a utilizar tales métodos. Juré que algún día construiría un centro de tratamiento para el cáncer como el que yo quería que hubiese existido cuando mi papá estaba enfermo.


Terminé mis estudios de medicina y comencé mis pasantías en medicina interna, hematología y oncología. Durante esos seis años, pregunté a muchos de los pacientes de cáncer y sus familiares qué habían aprendido sobre la vida y la curación que pudiera ayudarme a ser un mejor doctor. También viajé a la India, el Nepal y el Tíbet para explorar la medicina tradicional del hemisferio oriental.


Una noche me desperté exclamando “lo encontré”, había podido reconocer un patrón en cuanto a las circunstancias que los pacientes y sus familiares atraviesan al enfrentar cáncer y otras enfermedades. Me di cuenta de que todas sus preguntas y preocupaciones estaban comprendidas en siete renglones de la investigación y exploración: Los siete niveles de la curación®. Comencé a desarrollar esto con un enfoque holístico pero científico del cáncer que abarcara coherentemente a la totalidad de la persona: física, mental, emocional y espiritualmente.


En 1994, abrí el instituto Geffen para el estudio y la investigación del cáncer (Geffen Cancer Center and Research Institute), en Vero Beach, Florida. En más de diez años, miles de pacientes y sus seres queridos han experimentado el enfoque de los siete niveles de la curación, el cual combina tratamientos de tecnología avanzada con una amplia gama de terapias complementarias, y que los ayuda a entender y a lidiar con precisión con todas las dimensiones de la curación.

Al utilizar los siete niveles de la curación como guía, la gente comenzó a tener más confianza en sus vidas y en los médicos, luego de haberse sentido confusos y abrumados. Dirigí ese instituto contra el cáncer hasta el año 2004, cuando abandoné la práctica clínica para llevar este mensaje a una audiencia mayor por medio de artículos, conferencias y asesoría.


Los siete niveles de la curación

Primer nivel: Educación e información. Provee conocimiento e información básicos sobre el cáncer y los tratamientos más actualizados. Esto faculta a los pacientes a participar más activamente en su curación y a obtener los mejores beneficios de la práctica médica.


Segundo nivel: Conexión con otros. Explora la importancia y los beneficios de encontrar apoyo y mantener comunicación con otras personas en su jornada contra el cáncer.


Tercer nivel: El cuerpo como jardín. Explora el uso seguro y eficaz de terapias complementarias e invita a los pacientes y sus familiares a considerar el cuerpo como algo sagrado, como un jardín maravilloso y complejo, en lugar de verlo sólo como una máquina.


Cuarto nivel: Curación emocional. Entender y penetrar el reino interno del corazón humano. Explora el poder transformador que nos brinda liberar el miedo, el dolor y la ira; y enfatiza el poder sanador que tiene amarse uno mismo, perdonar y aceptar el ser personal en todas sus manifestaciones.


Quinto nivel: La naturaleza de la mente. Explora cómo nuestra experiencia total de la vida, incluyendo el vivir con cáncer, está profundamente influenciada por nuestros pensamientos, nuestras creencias y el significado que le damos a lo que acontece. También muestra cómo podemos escapar conscientemente de la tiranía de la mente y seguir adelante en nuestra senda sanadora.


Sexto nivel: Evaluación de la vida. Ayuda a los pacientes y a sus familiares a descubrir los significados más profundos de sus vidas. ¿Qué queremos lograr, experimentar y compartir con otros?


Séptimo nivel: La naturaleza del Espíritu. Éste abarca las profundas dimensiones espirituales y sanadoras de la vida que todos compartimos, y explora las dimensiones no físicas de nuestro ser, el cual es completo, sin importar las circunstancias.


Los siete niveles de la curación se aplican a todas las dimensiones de la vida, no sólo al cáncer u otras enfermedades. Todos tenemos un cuerpo físico que necesita y merece cuidado y atención. Es un privilegio poder cuidar bien de nuestros cuerpos, comer bien, ejercitar, recibir buena atención médica cuando la necesitamos y disfrutar de los maravillosos beneficios complementarios de terapias alternativas. Mas, no podemos olvidar que somos seres multidimensionales. Mi intención es ayudar a la gente a comprender que somos más que nuestro cuerpo. Cada uno de nosotros tiene una mente, un corazón y un espíritu que necesitan y merecen amor y atención, tanto como lo necesita el cuerpo.


Siento pasión al compartir con otros lo que he aprendido y ayudarlos a tener presente que no están solos.

Jeremy Geffen, es autor del libro The Journey Through Cancer: Healing and Transforming the Whole Person (Three Rivers, 2006). Es muy reconocido en el campo de la oncología y la medicina integral. Para más información visita
www.geffenvisions.com.