La creación

Universe
por Charles Fillmore

 

Metafísica del Libro Dynamics For Living de Charles Fillmore

La llave     

Los seres humanos buscan formalmente por todos los medios saber acerca de Dios y del origen tanto de ellos como del universo. Han tratado de descubrir con más o menos éxito casi todos los secretos de la naturaleza, pero del origen de la vida casi no saben nada. Comprender correctamente la Mente Divina es la llave única y lógica. Cuando el ser humano discierne claramente la ciencia de la Mente, resolverá fácilmente todos los misterios de la creación. Para comprender la creación del universo de Dios, debemos aprender acerca del carácter de Dios.

Santísima Trinidad       

La Santísima Trinidad es conocida como el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. Metafísicamente, comprendemos que la Trinidad se refiere a la mente, idea y expresión; o pensador, pensamiento y acción. Éstos tres son una Mente fundamental en sus tres aspectos creativos.

Padre         

El Padre es el primero en la Trinidad. El Padre es el Ser en lo absoluto, lo ilimitado, que no tiene igual. Es la Fuente, el Origen, la Esencia, Raíz, el Principio, la Ley, el Espíritu, Todo-Bien, Creador de todo. Padre es el nombre de la Mente que lo abarca todo, presente en todas partes, siempre accesible. El Principio universal del Ser (Elohim Dios) diseñó toda la creación. Elohim es Dios en Su capacidad como poder creativo. Crear significa idear. Elohim crea la idea espiritual la cual después es hecha manifiesta. Dios creó no solamente la tierra como aparece, sino aquello que produjo la tierra.

Hijo           

El segundo en la Trinidad es el Hijo. Es llamado Jehová (Señor) en el Antiguo Testamento, y Cristo en en Nuevo. El Hijo de Dios es la plenitud de la idea del ser humano perfecto en la Mente Divina. Es el hombre que Dios creó a Su imagen. El Hijo es el Principio revelado en un plan creativo. Es aquello que procede de, es engendrado del Padre, como Él en naturaleza, y esencialmente todo lo que el Padre es. El Hijo existe siempre en Dios. El Padre y el Hijo son uno y omnipresentes en el universo.

Cristo         

Cristo el único ser humano ideal en la mente de Dios omnipresente, el “hijo único” de Dios. Es la idea divina del ser humano. Es todo ideas divinas tales como inteligencia, vida, amor, sustancia, etc. En la mente del arquitecto puede haber una obra maestra, pero ésta es la suma de todas las ideas hermosas que ha recibido esta mente. Cristo es el Gran Ser del universo. Cristo es el nombre de la Mente todo amor.

La Palabra          

El Hijo también es llamado el Logos, la Palabra, el Ungido y el YO  SOY. Él es la Palabra viviente. El Logos es la Palabra de Dios; la idea arquetípica divina que contiene todas las ideas. Esta idea es el poder creativo formulado por el Principio universal. La ley del Logos es la ley de la creación divina. Produce el orden y la armonía del pensamiento perfecto. La ley pone primero a lo primero. Es una regla de acción. El comprender el Logos nos revela la ley bajo la cual  todas las cosas son traídas a manifestación, la ley de la acción mental. La Mente Divina crea por medio del pensamiento, de ideas.

YO SOY              

El Hijo es la identidad YO SOY del Ser. YO SOY es eterno, sin principio ni fin: El ser humano espiritual verdadero a quien Dios creó. Su hogar está en el plano de los ideales de Dios.

Espíritu Santo              

El Espíritu Santo es simplemente lo que el nombre implica, el Espíritu total de Dios en acción. Es la palabra de Dios en movimiento: El Espíritu obrando, moviéndose, respirando y abarcándolo todo. El Espíritu Santo es la manifestación toda activa. Es el poder ejecutivo tanto del Padre como del Hijo, llevando a cabo el plan creativo. El Espíritu Santo es la ley de Dios en acción; en esa acción Él aparece teniendo individualidad. Es la personalidad del Ser. No es ni todo el Ser ni la plenitud de Cristo, pero es una emanación, o aliento, enviado a hacer un trabajo definido. La creación es llevada a cabo por medio de la actividad del Espíritu Santo.

Proceso creativo            

La creación es el plan original de una idea en la Mente  Divina. En el Proceso creativo la Mente Divina se idea a sí misma. Dios crea y mueve la creación por medio del poder de la Mente, por medio de Su idea o palabra, el vehículo creativo universal. Los vehículos de la mente son pensamientos (ideas). Dios está pensando en la manifestación del universo ahora mismo. La creación tiene lugar por medio de la operación del Logos. Las creaciones del Logos son siempre espirituales, permanentes e incorruptibles. Los procesos creativos de la Mente son continuamente operativos; la creación es continua, pero el plan original, el diseño de la Mente Divina, está terminado. Los procesos de la Mente penetran todas las creaciones. Dios está eternamente en Su creación y nunca separada de ella. Dondequiera que hay evidencia de acción creativa, Dios está allí. Sus avenidas de expresión corren en toda dirección.

Ley creativa         

El orden de la creación va de lo informe a lo formado, de lo invisible a lo visible. Esto continúa perpetuamente y el proceso nunca tiene comienzo ni fin. La ley de la creación divina es el orden y la armonía perfectos. Dios no puede crear sin ley. Dios es la fuerte Mental llevando a cabo la creación bajo la ley. Lo primero es la Mente; luego la idea en Mente; y luego la materialización de la idea. Nada puede hacerse sin contar con la Mente. La inteligencia creativa continúa edificando por siempre el universo de Dios.

Involución y evolución           

Todas las obras de Dios son creadas en la Mente como ideas perfectas. Él crea las ideas que forman las cosas. El punto de partida de toda forma es una idea. Esto es involución. Luego las ideas toman forma. Esto es evolución. La evolución es el llevar a cabo en manifestación lo que la Mente ha involucionado. Lo que quiera que la Mente ordene que sea manifestado será hecho por y a través de la ley de evolución inherente en el Ser. Esto se aplica a lo grande y lo pequeño. En Mente no hay sino la unidad.

Idear          

La Mente-Dios expresa Sus ideas de manera perfecta, así que no hay ocasión de que cambien. Esta Mente imagina Sus ideas de manera definitiva y detallada. El idealismo divino del nivel de Dios de perfección. Lo ideal se vierte continuamente sobre su creación y elevándola cada vez más. La maternidad divina es el elemento nutritivo de la Mente Divina en el cual los ideales espirituales son traídos a manifestación. La idea es el poder directivo y controlador. Ella precede al logro.

Ideas formadas             

Las ideas son productivas y producen según su especie. Cada  idea tiene una función específica que cumplir. Cada idea crea una estructura según su imagen y semejanza, y todas estas ideas y estructuras semejantes están agrupadas y asociadas de acuerdo a sus oficios. Todas las cosas descansan en ideas. La idea detrás de la flor es la belleza. La idea detrás de la música es la armonía. La idea detrás del día es la luz o la dispensación de inteligencia.