Empezando de Nuevo—Parte 1

por Richard y Mary-Alice Jafolla

Tomado de La Búsqueda

Puedes empezar otra vez … y otra vez y otra vez

"De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de nuevo, no puede ver el reino de Dios”.—Juan 3:3

Llega el momento en la evolución de toda alma cuando dejamos "lo que era de niño" y nos cubrimos con el manto de madurez espiritual. 

La evolución de la humanidad, la actividad en desenvolvimiento de toda la raza, ya no basta. No hay duda de que este continuo proceso evolucionario forzará mayores refinamientos físicos. Mas han llegado a su fin los días de estar satisfechos sólo con cambios en nuestra forma física.

EL VIAJE INTERNO
Esta es una nueva época para nosotros. Vivimos en la era más emocionante y expansiva de la historia humana. Es el tiempo de la evolución del individuo, el despertar personal del ser espiritual. Cuan lejos lleguemos depende de cada uno de nosotros. Sin embargo, no importa la extensión de esa posibilidad, el viaje comienza para cada persona cuando él o ella oye el llamado anunciando que hay muchísimo más de lo que ahora expresamos.

El no sentirnos realizados, los anhelos de experimentar "algo más", el vacío en el alma que nada parece llenar, todos estos son señales a lo largo del camino. Ellos indican que la persona ha oído el llamado y ha llegado al punto en que está lista para entrar en el proceso de la evolución espiritual.

Tú mismo o tú misma no estarías comenzando La Búsqueda si no hubieses oído el llamado; sabes que ha llegado el momento de dirigir tu vida a praderas más verdes y significantes. Es hora de empezar de nuevo.

TERRA INCOGNITA
Los mapas antiguos se referían a todas las tierras inexploradas como terra incognita, que significa "tierra desconocida". Los antiguos cartógrafos dibujaban dragones y monstruos marinos en esas áreas. Esas criaturas espantosas eran expresiones gráficas de las convicciones de los cartógrafos de que a los que eran tan descabellados como para arriesgarse a esas regiones, les esperaban grandes peligros. Después de todo, esas eran regiones aún sin explorar.

Nada se sabía acerca de ellas y, por lo tanto, la descripción de monstruos tenía la intención de infundir miedo en los corazones de los antiguos exploradores. En una época, casi todo el "nuevo mundo" —Norte y Sur América— era terra incognita. Sin embargo, ¡que recursos abundantes ofreció a los que con tanta valentía lo exploraron y reclamaron!

TU NUEVO MUNDO
Hay, también, un "nuevo mundo" en ti. Es un mundo que aún no ha sido explorado completamente: sus recursos son magníficos y ofrecen vastas reservas de felicidad, alegría, paz, amor y abundancia. Mas el viaje a esta tierra es una búsqueda espiritual hacia los confines más lejanos de tu alma, porque allí es donde las verdaderas riquezas existen.

Como aquellos antiguos viajeros, quizás temas arriesgarte hacia una región tan desconocida. Tal vez tu vida no sea perfecta ahora, pero al menos sabes dónde están los "dragones". Si no te sientes bien con ellos, por lo menos estás familiarizado con ellos y son tus dragones.

NACER DE NUEVO
La preparación de un nuevo sendero en el territorio inexplorado del alma conlleva nacer de nuevo. Nacer de nuevo puede parecer algo aterrador, pero no lo es realmente, porque siempre estamos empezando de nuevo. La vida es una serie de "muertes" pequeñas de las cuales siempre la vida surge en forma diferente. La infancia "muere" para "nacer de nuevo" en la niñez. La niñez muere para nacer de nuevo en la adolescencia. La adolescencia muere para nacer de nuevo en la edad adulta joven. Y así por el estilo, cada "muerte" lleva a un nuevo "nacimiento".

Una amiga una vez consideró nacer de nuevo, luego decidió no hacerlo. "He pensado seriamente en volver a la escuela, pero entonces pensé: ¿Quién quiere emplear a una Doctora en Filosofía de cincuenta años de edad?" Después de criar a su familia, ella pensó estudiar para recibir el grado académico de maestra en educación y luego continuar para su doctorado en filosofía. Mas nunca lo hizo.

En vez de ello, decidió no comenzar de nuevo. Se lamentaba constantemente de que era "demasiado tarde para volver a la escuela", que ella era "demasiado vieja para empezar una nueva profesión", que "no podía ser empleada con un buen salario por ser del sexo femenino". Daba la mar de excusas para permanecer en el lugar donde estaba. Vio  demasiados dragones en el mapa.

Sin embargo, por alguna razón, sus comentarios despertaron un deseo reprimido en su hermana gemela —quien era una madre soltera con tres adolescentes y, en aquel tiempo, estaba establecida firmemente en un empleo con buena remuneración, pero el cual ella odiaba. Aun así, siete años más tarde, a los cincuenta y un años, le confirieron el grado de Doctora en Psicología. Ahora es una exitosa psicóloga de niños en un sistema escolar suburbano y se siente muy contenta de haber tomado la decisión que tomó en aquel momento de su vida.

La hermana de nuestra amiga dio por terminado su antiguo empleo, su viejo estado de conciencia, y "nació" para desempeñar un nuevo trabajo en un nuevo estado de conciencia. Ella enfrentó los dragones y encontró que eran meramente conceptos en el mapa de otra persona.