El regalo de la gratitud

Terri Cole, experta en prácticas de la gratitud y cómo cultivar la gratitud para sanar tu vida
por Annie L. Scholl

 

Terri Cole habla acerca del hábito de ser agradecido

Temprano en su vida, Terri Cole aprendió el valor de la gratitud.

“Fui criada por una madre muy agradecida”, dice Cole, una psicoterapeuta y experta en relaciones interpersonales que vive en Nueva York, y quien tiene entre sus clientes a algunas de las personas más conocidas del mundo. “Cada vez que pasábamos frente a algo hermoso, mi madre siempre decía: ‘¡Hola, Dios!’ Cuando yo me preparaba un baño, ella me recordaba que mucha gente en el mundo no tiene agua caliente. Ella quería que fuéramos agradecidos por todas nuestras bendiciones, tanto las grandes como las pequeñas”.

Pese al ejemplo de su madre, Cole dice que a sus 20 años se convirtió en una ególatra quien se sentía fácilmente provocada y ofendida. “Yo era joven”, dice Cole. “No quería que nadie pensara que yo había hecho algo mal. A medida que evolucioné —psicológica, emocional y espiritualmente— me di cuenta de que estar a la defensiva era una experiencia basada en el miedo. Era algo que me estaba bloqueando. Comencé a mirar hacia adentro y a comprometerme a cambiar”.

Asistir a terapia y meditar la ayudaron.

Enfrentar cáncer, Encontrar gratitud

Mas no fue hasta los 31 años que Cole comenzó a practicar la gratitud. Era 1998, su padre acababa de morir y, poco después de ello, Cole desarrolló un tumor maligno en la tiroides. Tras la cirugía, ella todavía sentía que algo no andaba bien. Seis meses después, convenció a los doctores a hacerle otro chequeo y encontraron una forma distinta de cáncer de tiroides.

“Tener cáncer hizo que me diera cuenta de que cada momento de este viaje maravilloso y hermoso —incluso las cosas difíciles— es un regalo, y que nada de ello está garantizado”, dice Cole, quien ahora está libre de cáncer. “La gratitud te da el poder de vivir sin arrepentimientos”.

Cole combina sus prácticas de meditación y gratitud. En la mañana, antes de comenzar a repetir un mantra durante su meditación, Cole “planta semillas de gratitud” en su mente consciente e inconsciente haciéndose preguntas tales como: ¿Por qué cosas estoy agradecida? ¿Por quién estoy agradecida?

Poder ver que cosas buenas pueden surgir de un momento malo no significa que uno no desearía que lo malo no hubiese ocurrido. Solo significa que lo malo no te define.—Terri Cole

Una lista de gratitud

Lo que Cole ya conoce acerca de la gratitud es fortalecido mediante la lectura de libros y la investigación acerca del tema. Hay estudios que demuestran que escribir tres cosas por las que estamos agradecidos todos los días durante 21 días consecutivos incrementa el optimismo. Otros estudios han demostrado que la gratitud aumenta la fuerza de voluntad, nos mantiene calmados y mejora el estado de ánimo.

Hace aproximadamente dos años, Cole se sintió devastada por la muerte de su sobrina de 18 años en un accidente de tránsito. Con el tiempo, Cole pudo encontrar algo por lo que estar agradecida en el periodo posterior a la muerte de su sobrina, pero le tomó tiempo.

“Poder ver que cosas buenas pueden surgir de un momento malo no significa que uno no desearía que lo malo no hubiese ocurrido”, dice. “Solo significa que lo malo no te define”.

Ser tu propio gurú

Cole, quien ha tenido una práctica como terapeuta desde hace más de dos décadas, ayuda a los clientes a “vivir la mejor vida posible”. Sus clientes incluyen estrellas internacionales de música popular, atletas profesionales, artistas de televisión, líderes de pensamiento y presidentes ejecutivos del grupo Fortune 500. Comprender y practicar la gratitud es una parte importante del trabajo que realiza.

“Debes estar dispuesto a asumir la responsabilidad de tu nivel de felicidad”. Tenemos todos estos maestros, como Deepak (Chopra) y Oprah (Winfrey), pero a final de cuentas, no podremos contar con Deepak, Oprah o nadie más para que vivan esas experiencias por nosotros. La gratitud es un trabajo interior”.

Cole nos anima a cada uno a ser nuestro propio “gurú de agradecimiento”.

“Si observas tu vida y dices, ‘No estoy satisfecho. No me siento muy bien’, tal vez no te estés concentrando en lo bueno en tu vida. Puede que sea difícil para ti dejar ir una injusticia que ocurrió hace 15 años.

La gente siente que tiene motivos. Están enamorados de su rabia. Dicen: ‘Pero esa persona está equivocada’. Tal como dice el refrán: ‘Aferrarse a la rabia es como beber veneno y esperar que el otro se muera’.

“Esta es la única vida que tienes. ¿Por cuánto tiempo más vas a dejar que esa persona ocupe espacio en tu mente? Están ocupando un lugar valioso en tu cerebro, ¡y no están pagando renta!”

Sentir gratitud cada día

Así que, ¿cómo cultivamos la gratitud, no solo durante el Día de Acción de Gracias, sino durante todo el año? Cole recomienda que comencemos a practicar el agradecimiento dos veces al día. Al levantarnos preguntemos: “¿Por qué cosas y personas estoy agradecido? ¿Qué está bien en mi vida ahora mismo?” Lista tres cosas. Al final del día, haz un repaso observando los puntos más sobresalientes, y escribe tres cosas más. “Para mí se trata de las pequeñas cosas: agua caliente, un buen café, mi adorable esposo... lo que sea. Eso es lo que me hace fluir en un río de gratitud”.


¿Deseas más herramientas para darle forma a tu práctica de gratitud? Solicita o baja el folleto Gratitud y gracia, de Unity.


Annie L. Scholl

Annie L. Scholl es una escritora independiente residente de Carolina del Norte. Ella contribuye con sus escritos a La Palabra Diaria y Unity Magazine®. Su trabajo ha sido publicado en Huffington Post, Brevity y The Sunlight Press. Annie está escribiendo su primer libro, una autobiografía, y comparte sus blogs en anniescholl.com.

Este artículo apareció en la edición de Noviembre-Diciembre del 2019 de La Palabra Diaria.