El proceso perfecto del desarrollo de tu alma

por Rev. Gregory Barrette

 

El místico y poeta de Unity James Dillet Freeman me dijo una vez que cuando él sentía que no había dado la talla, se decía a sí mismo: “Bueno, ¡por lo menos he llegado hasta aquí!”

Tú eres un alma en evolución, no perfecta, mas desarrollándose perfectamente. Así como la rosa demuestra su perfección en cada etapa de su desenvolvimiento: de semilla a retoño a tallo a capullo; de esa misma manera tú eres perfecto en cada nivel de expresión. De una manera única reflejas la perfección del todo que eres a cada paso de la evolución de tu alma.

Tu alma siempre está en proceso. Esto significa que tu alma es un verbo, no un sustantivo. Es, en cierto sentido, la conjugación del verbo ser —el proceso de desarrollo de tu ser interno. Cuando Moisés escuchó a la zarza decir desde el fuego: “YO SOY EL QUE SOY”, no pronunció el nombre como un sustantivo. YHWH, el nombre de Dios en hebreo, tomado de esa experiencia en el desierto, es el verbo ser o llegar a ser. Y ser no es un sustantivo estático, o un lugar, o una persona o una cosa. Ser está siempre en proceso, no es un producto final. “Yo soy el desarrollo perfecto del Ser” es lo que estaba diciendo. Y, por haber sido creados a imagen y semejanza de Dios, ¡nosotros también lo somos!

Tú estás en evolución, estás creciendo, ¡no tienes que tenerlo todo realizado ya! Has de acoger tu alma, aceptarte y amarte tal como eres y sin juzgarte. El cofundador de Unity Charles Fillmore comenzaba sus servicios con esta invocación: “Yo estoy ahora en la presencia del ser puro”. Y tú eres la presencia del ser puro desarrollándose constantemente.


Rev Greg Barrette

Greg Barrette nació y creció en Unity y ha sido ministro Unity por treinta y cuatro años. Actualmente es el ministro encargado de Unity Northwest Church en Des Plaines, Illinois.

Este artículo apareció en la edición de Julio-Agosto del 2017 de La Palabra Diaria.