Cómo dejar de poner vino nuevo en odres viejas

Cómo dejar de poner vino nuevo en odres viejos, significado de Marcos 2:22, Cuál es el significado de dejar de poner vino nuevo en odres viejos
por Rev. Wayne Manning

 

Utiliza los verbos “Arrepentir, reemplazar y relajar” para ayudarte a comprender esta misteriosa enseñanza

Jesús desafió constantemente las prácticas religiosas que se han vuelto obsoletas, su significado original fue olvidado y ahora se ha convertido en un simple ritual público. Él advirtió: “Cuidado con hacer sus obras de justicia sólo para que la gente los vea” (Mateo 6:1).

Un día se enfrentó a la cuestión del ayuno. Los discípulos de Juan el Bautista y los fariseos ayunaron; los discípulos de Jesús no lo hicieron. La gente le preguntó por qué. Jesús aprovechó esta oportunidad para hablar sobre lo que significa pasar del ritual público a una auténtica vida espiritual.

Cuando se le preguntó por qué, Jesús dio varias respuestas misteriosas, entre ellas: “Ni tampoco se echa vino nuevo en odres viejos, porque el vino nuevo revienta los odres, y entonces el vino se derrama y los odres se echan a perder. Más bien, el vino nuevo debe echarse en odres nuevos” (Marcos 2:22).

El ayuno, por supuesto, no es el tema al que se refiere Jesús. Puede ser una práctica beneficiosa y saludable, y estoy seguro de que Jesús habría estado de acuerdo. Pero, como práctica religiosa ritualista, pertenecía al viejo paradigma que Jesús estaba tratando de romper. En efecto, él y sus discípulos decían con sus palabras y acciones: “No puedes poner nuevas ideas en viejas formas de pensar. No puedes obtener nuevos resultados con viejos comportamientos”.

Cómo evitar que los odres de vino revienten

Estamos orando contigo

Boletín gratuito de oración y meditación

Cómo dejar de poner vino nuevo en odres viejos, significado de Marcos 2:22, Cuál es el significado de dejar de poner vino nuevo en odres viejos

La metáfora de los odres era adecuada. Cuando el vino es nuevo, tiene que fermentar. Burbujea y se expande a medida que se liberan los gases. Un odre fresco y flexible (piensa en el cuero) puede absorber tal expansión y envejecer lentamente con el vino hasta que se complete la fermentación.

Sin embargo, un odre viejo ya no es flexible sino quebradizo. La actividad del vino nuevo ejerce presión más allá de su capacidad de ceder y explota. Entonces tanto el vino como el cuero se pierden.

No podemos poner nuevas ideas en viejas mentalidades. No podemos obtener nuevos resultados con comportamientos antiguos.

Es como hacer una resolución de Año Nuevo para perder peso. La mayoría de nosotros no abordamos los cambios permanentes en nuestros hábitos alimenticios. Tratar de poner el vino nuevo de un cuerpo más esbelto en el obre viejo de malos hábitos alimenticios no puede dar resultados duraderos.

Los hábitos no controlados son cada vez más fuertes que la fuerza de voluntad. Solo cuando comprendamos completamente el comportamiento inconsciente podremos tomar el control y aplicar la fuerza de voluntad.

¿Cuántas veces hemos dicho algo como “Estoy cansado de postergar las cosas. A partir de mañana no voy a postergar más las cosas”?

¡Y todos los días, lo postergamos hasta mañana!

Qué tal, “Resuelvo que este nuevo año será el año más próspero y gratificante de mi vida”. … Lo más probable es que todavía nos aferremos a algunas viejas ideas sobre odres sobre nuestra verdadera fuente de abundancia. No hemos aceptado completamente el concepto de dar y recibir.

No podemos poner nuevas ideas en viejas mentalidades. No podemos obtener nuevos resultados con comportamientos antiguos.

Entonces, ¿cómo obtenemos estos odres nuevos, estas mentes nuevas, que nos permiten desarrollar nuevas ideas y acciones? Usando tres verbos fuertes: “Arrepentir, reemplazar y relajar”.

Arrepentirse significa cambiar tu forma de pensar

Arrepentirse significa mucho más que estar contrito o con remordimientos de conciencia. La palabra griega metanoia, significa sufrir un cambio fundamental en la mente o en el carácter. En pocas palabras, arrepentirse es cambiar la forma de pensar, cambiar paradigmas.

El apóstol Pablo entendió bien esto. A sus amigos en Roma, les dijo: “Y no adopten las costumbres de este mundo, sino transfórmense por medio de la renovación de su mente” (Romanos 12:2). Y para los Filipos: “Que haya en ustedes el mismo sentir que hubo en Cristo Jesús” (Filipenses 2:5).

La forma en que Jesús vio el mundo es crucial para comprender y vivir en el nuevo paradigma, el nuevo odre. ¿Queremos prosperidad? Podemos adoptar la mentalidad de Jesús de un universo opulento.

El odre viejo dice que la vendimia llega solo en un momento determinado y de una madera determinada. El odre nuevo—la mente de Cristo—dice: “Pues yo les digo: Alcen los ojos, y miren los campos, porque ya están blancos para la siega” (Juan 4:35) y “Den, y se les dará una medida buena, incluso apretada, remecida y desbordante” (Lucas 6:38).

El viejo paradigma dice: “¡Sí, lo creeré cuando lo vea!” El nuevo paradigma dice: “¡Ah, lo verás cuando lo creas!”

La esencia del arrepentimiento es dejar ir las ideas viejas y limitadas e invertir nuestra fe en ideas nuevas y expansivas.

Aquí están algunos pensamientos animosos para tu nuevo futuro:
Yo soy transformado por la renovación de mi mente.
La mente de Cristo Jesús está en mí también.
Libero con amor todos los pensamientos y sentimientos improductivos y los dejo ir.
Ahora cambio mi forma de pensar de la carencia a la abundancia, de la enfermedad a la salud y del viejo yo al nuevo yo.
Doy la bienvenida con alegría a las nuevas ideas de la mente de Cristo en mí, y soy transformado.

Reemplazar con nuevos pensamientos

Ahora hagamos algunos reemplazos, nuestra segunda “R”. El método Unity de oración afirmativa puede ser muy útil aquí. Construimos afirmaciones significativas que mantienen nuestra mente consciente, interesada y entretenida y luego las practicamos repetidamente para que nuestra mente subconsciente quede impresionada con el cambio.

Luego comienza a reemplazar el estilo de vida anterior: mis comidas son saludables y equilibradas, y mi ejercicio es suficiente. Ahora estoy más esbelto y en forma.

Asegúrate de que las dos condiciones de las afirmaciones sean verdaderas, que tus comidas sean saludables y equilibradas y que estés haciendo suficiente ejercicio. No podemos engañarnos a nosotros mismos aquí. Tal afirmación nos mantiene conscientes de nuestro objetivo, y la práctica y la repetición lo convierten en un hábito.

A medida que reemplazamos los patrones antiguos por otros nuevos y los usamos, no como medidas temporales sino como cambios permanentes, nos transformamos. Nuestro arrepentimiento adquiere visibilidad.

Luego relájate al respecto

Y ahora la tercera R—relajar. Deja que el proceso funcione. Relajarse no significa volver a los viejos patrones. Significa no preocuparse ni presionarse por obtener resultados. No establezcas plazos poco realistas. Nos tomó un tiempo para estar así, por lo que los cambios tardarán también un tiempo en materializarse por completo.

Relajarse significa dar un toque ligero a las cosas. Significa no condenar los viejos conceptos y comportamientos. Déjalos ir. Han cumplido su propósito de traernos a este momento presente.

Habla con tu cuerpo y dale instrucciones para que se relaje, desde los dedos de los pies hasta la cabeza. Un periodo regular de tiempo reservado para relajarse puede ser de inestimable valor para nuestro cuerpo y nuestra mente.

A medida que aprendemos a relajarnos, el aprendizaje se extiende a nuestra actitud general hasta que hemos desarrollado una nueva mentalidad de tranquilidad y equilibrio.

No olvides orar

Siempre es una buena idea rodear todo el proceso de arrepentimiento, reemplazo y relajación con oración. Pasa tiempo en el silencio con el Señor de tu ser, tu fuente de guía y energía.

En el silencio profundo, puedes acceder a esa vasta e inagotable fuente de energía universal. Te sentirás plenamente capacitado para cambiar tu forma de pensar y comenzar a reemplazar patrones de vida antiguos y limitados por otros nuevos y vitales. Estás pasando ahora de lo viejo a lo nuevo, de lo imposible a lo posible, de lo limitado a lo ilimitado.


Cómo dejar de poner vino nuevo en odres viejos, significado de Marcos 2:22, Cuál es el significado de dejar de poner vino nuevo en odres viejos¿Te gustaría leer Las Lecciones de Jesús? Solicita este folleto ahora, sin ningún costo. También está disponible en inglés.

Si necesitas oración—24/7—puedes llamar a nuestra línea de oración al 816-969-2020. O envía tu petición de oración en línea al Ministerio de Oración de Unity, en cualquier momento.


*Una versión de este artículo apareció por primera vez en Unity Magazine.