Cómo cambiar tu vida

Cómo cambiar tu vida
Eric Butterworth

Si no te sientes feliz con las cosas que se repiten en tu vida o con la dirección en que parece que te diriges, puedes cambiarlas. Mas primero debes comprender que es tu vida, que vives en el mundo de tus pensamientos y que puedes transformar tu vida cambiando tus pensamientos, en cualquier momento en que desees hacerlo.

No digo que es fácil, pero es posible. La vida es conciencia. Estás donde estás hoy, dondequiera que sea, a causa de tu conciencia. Y sólo existe una manera de que puedas estar en cualquier otro sitio —cambiando tu conciencia. Si deseas ir más allá de tu estado actual, puedes hacerlo —no existe límite para las alturas que puedes escalar. Pero debes “arrepentirte”, lo cual quiere decir… “transfórmense por medio de la renovación de su mente” (Romanos 12:2).

Jesús dijo: “Estas cosas les he hablado para que en mí tengan paz. En el mundo tendrán aflicción; pero confíen, yo he vencido al mundo” (Juan16:33). Existe un nivel de vida donde los estados de conciencia hacen surgir condiciones limitadas, y donde un proceso causativo fluye en un “momento” negativo. “He vencido al mundo” significa haber alcanzado un nivel más alto de conciencia, haberse liberado del proceso causativo limitado.

Si estás sin trabajo, puede que te sientas “fuera de onda”. Para dar un vuelco a esta experiencia, debes cambiar la conciencia de que estás “fuera de onda” por una de estar “en el fluir”. Quizás ores por un trabajo y consigas un nuevo empleo, pero si no has cambiado el patrón de conducta que te llevó al desempleo, sólo has solucionado el problema temporalmente. Una persona estaba emocionada dando testimonio del valor de la Verdad en su vida: “¡He demostrado tres trabajos en el año pasado!” Ésta es una manera dura de hacerlo.

“He vencido al mundo”. Logra un estado de conciencia más elevado. Deja de pensar que el trabajo es algo para lograr “allá afuera”. Siente que es parte de tu naturaleza y que el trabajo viene por medio de ti y no hacia ti. Si estás desempleado, siente que estás listo para trabajar. Piensa en movimiento, actividad, trabajo, servicio.

Un hombre que había estado en bienestar social por 10 años, al descubrir que la experiencia lo había hecho sentir desvalido en términos de autoestima, se ofreció de voluntario en un programa de servicio a la comunidad. De esa manera dio un vuelco a su vida, porque trabajar, aunque sin pago, abrió en él el fluir de la creatividad. Muchos seres humanos podrían ser rescatados si siguieran ese ejemplo.

Si no estás satisfecho con la dirección que tu vida ha tomado, o con las experiencias que manifiestas continuamente, puedes cambiar si tienes el tipo de actitudes y sentimientos que piensas que tendrías si estuvieras experimentando las condiciones que deseas. Puedes objetar: “Me siento cansado y derrotado; ¿cómo puedo evitar sentirme así? Tus sentimientos no están más allá de tu voluntad. Tú no eres tus sentimientos. Tienes sentimientos, y la persona que tiene sentimientos puede controlarlos, transformarlos y revertirlos.

Nunca es demasiado tarde para cambiar tu vida, para romper los patrones de negatividad que continúan manifestándose como edad y deterioro, como falta de armonía y soledad, como enfermedad e incomodidad física, y como inseguridad y escasez financiera. Tendrás que “arrepentirte” y seguir el camino alto de vivir y pensar. Despierta de tu pensamiento de limitación … y experimentarás el fluir incesante de tu bien.