Cómo controlar tu vida I

por Mary-Alice y Richard Jafolla

 

"Ve, y como creíste, te sea hecho. "- Mateo 8:13

¡Qué obra grandiosa es el hombre! Podemos crear sinfonías gloriosas y magníficas obras de arte, desarrollar los instrumentos más imaginativos para investigar nuestro universo e investigarnos a nosotros mismos, inventar ingeniosas máquinas que mejoran vastamente la calidad de la vida, y con desprendimiento dedicar nuestras vidas a ayudar a otros.

Por otra parte, somos capaces de crear armas para la destrucción de multitudes de personas, saquear y robar países enteros, y con egoísmo aprovecharnos de otrospara triunfar. 

Piensa en todas las creaciones maravillosas así como terribles de la humanidad. De un extremo del espectro al otro, ellas tienen un factor en común: cada una empezó como una idea, un pensamiento. La primera rueda antes de mover una carreta fue un pensamiento. Leonardo pintó el fresco La Ultima Cena  en su mente antes de coger el pincel. Las acciones violentas de Atila, rey de los hunos , por toda Europa, comenzaron como una campaña en su mente. La gran obra humanitaria de Alberto Schweitzer en África existió primero como un anhelo en su corazón. El reino de terror que Jack el Destripador infligió en Londres empezó con los horrores de sus pensamientos. La fundación de los Estados Unidos de América fue una idea antes de que las palabras fueran escritas. ¿Y el estado presente de tu vida? Éste, también, empezó como pensamientos.

Ladrillos vivientes

No hay nada, nada, que no empezara como un pensamiento. El universo surgió de una idea en la Mente de Dios. Tú y todo en este universo comenzó como una idea. Todo lo que es, ha sido y será, empezó o empezará como un pensamiento.

Los pensamientos son el poder del mundo. Son los planos para nuestras vidas. Y al igual que Dios trajo a manifestación el mundo con un pensamiento, nosotros hacemos s urgir nuestro mundo con nuestros pensamientos. Dios crea a la gente, y la gente crea sus condiciones. Hay cooperación entre Dios y cada uno de nosotros a medida que creamos nuestro mundo. Mas considerando que en la Mente Divina todas las ideas son para nuestro bien, tomamos esas ideas de la Mente de Dios y las filtramos a través de nuestras mentes para crear nuestro mundo. Esto puede ser algo maravilloso, excepto cuando obstruimos nuestras mentes con las limitaciones y creencias falsas que percibimos.

Es desde nuestros pensamientos que atraemos sistemáticamente a la gente, los lugares y las circunstancias a nuestras vidas que finalmente se vuelven nuestra realidad. Cada pensamiento es un "ladrillo" viviente que, puesto uno sobre otro, construye nuestro futuro. Es verdad que la acción es la que da forma a nuestro mundo material, pero las acciones no son más que pensamientos tridimensionales. Es por medio de nuestros pensamientos que damos vida a nuestro mundo. A nosotros se nos ha dado el poder de crear y destruir.

Examinando el plano

Nos movemos en la dirección de nuestros pensamientos. Adonde miramos, allí vamos. Hacemos esto automáticamente cuando caminamos, corremos, vamos en bicicleta o conducimos un auto. Donde ponemos nuestra imaginación y atención, es adonde iremos con el tiempo. Examinamos siempre los planos de nuestros pensamientos, siguiendo escrupulosamente los planes para crear una réplica exacta en lo externo de la idea interna. No siempre hacemos eso conscientemente, desde luego, pero lo hacemos.

"Los pensamientos que sostenemos en la mente producen según su género" es una versión más contemporánea del proverbio bíblico: "Porque cual es su pensamiento en su corazón, tal es él" (Pr. 23:7). Dicho de una u otra manera, es la ley de acción mental. Lo que ella quiere decir es que nuestros cuerpos y las circunstancias de nuestra vida son versiones fieles de las ideas consistentes y persistentes en nuestras mentes. Los pensamientos que sostenemos son los tipos de circunstancias que produciremos. Según pensamos en nuestros corazón, tal llegaremos a ser. Por eso es que al viajar en La Búsqueda, encontrarás repetidamente esta señal: "Cambia tus pensamientos y cambias tu mundo".