Aprecio

¿Qué significa apreciar a alguien o algo? Tema anual de Unity Visión 2020
por la reverenda Sandra Campbell

 

Lo que aprecias, aprecia

La palabra apreciar significa que el valor de algo aumenta. Algunas personas tienen un don para saber el verdadero valor de las cosas mucho antes de que ese valor sea revelado.

Siempre admiré el gusto impecable de mi hermano por los automóviles. En 1978, compró un Buick Park Avenue completamente nuevo, el cual ha mantenido en perfectas condiciones por dentro y por fuera durante más de cuatro décadas. Tiene 74.000 millas originales y ahora es considerado un clásico, lo que significa que su valor ha aumentado. Mientras más tiempo lo mantenga en óptimas condiciones, más valor tendrá el automóvil.

La cofundadora de Unity Myrtle Fillmore declaró palabras de gratitud para su cuerpo y, como resultado, experimentó una curación milagrosa para lo que era una enfermedad terminal. Al apreciar su cuerpo, su cuerpo apreció en valía y se convirtió en el catalítico para el movimiento de Unity.

Cuando declaramos palabras de bondad, amor, paz y gozo, tanto para nosotros mismos como para otros, estamos mirando más allá de las apariencias para observar a través de un lente espiritual.

Mientras más grande es nuestro aprecio, más grande será ante nuestros ojos el valor de aquello que apreciemos. Tal y como dice el refrán: "La belleza está en el ojo de quien la mira". Mientras más apreciemos, más tendremos para apreciar.

Solo da las gracias

Tenía veintitantos años la primera vez que conocí a Unity. Un domingo, tras el servicio, una congregante elogió la ropa que yo llevaba puesta. Nerviosa, me disculpé por la condición de mi vestimenta, señalando cuán vieja era, así como algunos hilos sueltos y algunas roturas que había en el material, en caso de que ella no lo hubiese notado.

Aquella experimentada estudiante de la Verdad me enseñó una gran lección acerca del poder de las palabras que declaramos acerca de nosotros mismos, otras personas y nuestras posesiones.

Su consejo fue que, la próxima vez que alguien me diera un cumplido, mi única respuesta fuera "gracias".

Me explicó que, cuando decimos que las cosas son viejas, muy pronto comenzarán a deshacerse. Siempre debemos usar palabras positivas y edificantes, porque nuestras palabras tienen poder.

Desde entonces, me di cuenta de que, si yo quería prosperar, necesitaba declarar palabras de abundancia para todo lo que tenía, porque lo que despreciamos, deprecia, y lo que apreciamos, aprecia.

Estén siempre gozosos. Oren sin cesar. Den gracias a Dios en todo, porque ésta es su voluntad para ustedes en Cristo Jesús. No apaguen el Espíritu.—1 Tesalonicenses 5:16-19

Gratitud en todas las circunstancias

La clave es buscar conscientemente maneras en las que podemos ser agradecidos en medio de toda circunstancia: las buenas, malas y las peores. Podemos encontrar alegría en los buenos momentos, pero también en los momentos de dificultad y desafíos. Al cambiar nuestro enfoque de aquello que desearíamos tener para apreciar lo que ya tenemos, marcamos la pauta para la abundancia que buscamos.

En el libro Acres de diamantes el autor Russell Conwell cuenta la historia de un agricultor rico que vende su tierra y todas sus posesiones, abandona su familia y se va a una tierra lejana en busca de diamantes.

El hombre que compra la tierra del agricultor encuentra una enorme y brillante roca en la propiedad, y descubre que es el diamante más grande que jamás se haya encontrado. Luego descubre que en la propiedad hay acres de diamantes. Si el dueño original hubiese apreciado lo que tenía, hubiese encontrado lo que buscaba justo donde estaba.

Cualquiera que sean tus circunstancias, cuando comienzas a apreciar y a sentir agradecimiento por todo lo que eres y todo lo que tienes, tú y todo a tu alrededor apreciará ante tus ojos. Y eso es lo que verdaderamente importa.

Lo que apreciamos, aprecia.

La palabra de Cristo habite ricamente en ustedes. Instrúyanse y exhórtense unos a otros con toda sabiduría; canten al Señor salmos, himnos y cánticos espirituales, con gratitud de corazón.—Colosenses 3:16


¿Quieres construir tu propia caja de herramientas espirituales? Lee más acerca de mantener un diario y otras herramientas y prácticas espirituales de Unity para tener mayor acceso al poder divino en ti.