Abrazando el cambio

Abrazando el cambio
por Elaine Meyer

 

Afirmación: Mi vida es avivada y enriquecida por una nueva perspectiva.


 

“Cuando sabes que eres Espíritu, no tienes miedo, porque sabes que nada puede herir, dañar o destruir al Espíritu indestructible que hay en ti”.—Martha Smock

Después de renunciar recientemente a la organización en la que había laborado por más de 30 años, las horas parecieron pasar rápidamente según mi último día allí era inminente.

El temor de no tener un cheque de pago constante me inquietó hasta el punto de que no era capaz de calmarme ni de reflexionar sobre los preciados recuerdos de mi tiempo allí.

Tomado de: Una humanidad y muchas historias.

Una humanidad y muchas historias

Entonces tuve una epifanía. En lugar de ver el último día como el horizonte, debería cambiar mi posición ventajosa para mirar más allá de este cambio de vida.

Como Eric Butterworth declaró (aquí estoy parafraseando), “Cambia tu forma de pensar; cambia tu vida”.

Mi visión del horizonte ahora incluye visiones de pasar más tiempo con mi nieta, Finley, creando numerosos edredones, tejiendo regalos para mis seres queridos y practicando mis habilidades culinarias. Como Marianne Williamson dijo una vez: “Deja ir tu historia para que el universo pueda escribir una nueva para ti”.

Cómo navegar lo desconocido

Rara vez las quejas sobre el cambio lo detienen o lo hacen realidad. El cambio es simplemente parte de la vida.

Si el evento es positivo, entonces abrazarlo con los brazos abiertos es bastante fácil de hacer. Si el cambio es un evento significativo e inesperado en la vida (la muerte de un ser querido, la renuncia de un trabajo, un problema de salud), encontrar la paz con el cambio puede tomar tiempo.

Entonces, ¿cómo abrazas el cambio en lugar de tener miedo a lo desconocido? Prueba las siguientes sugerencias para ayudarte a navegar los principales cambios en la vida:

  • Ten fe. Descansa en tu fe y permanece allí—centrado en la presencia de Dios.
  • Mira hacia mañana. Saber y afirmar con convicción que se avecinan mejores días. Si la preocupación o el dolor persisten, reconoce que este es el lado humano de tu viaje actual.
  • Recuerda que no estás solo. Si los sentimientos de inquietud te roban la paz mental, busca la comodidad y la tranquilidad conectándote con la única presencia y poder.
  • Piensa diferente. Considera la situación desde un punto de vista espiritual superior y busca cualquier esperanza o positividad desde esta nueva perspectiva.
  • Recibe la ayuda de un amigo. Busca la compañía de otros si te encuentras deprimido o abatido. Los amigos se ayudan entre sí, ya sea por medio de la iglesia, grupos comunitarios o tus compañeros de oración en Silent Unity®.

Lo que significa “dejar ir, dejar a Dios actuar”

Por más difícil que parezca dejar de lado lo familiar y abrazar el cambio, recuérdate que tú eres un ser espiritual, que vive una existencia humana, capaz de resistir. Aprende a abrazar el cambio mientras resistes el miedo.

Te dejo con estas palabras inspiradoras de un artículo de La Palabra Diaria por el coach de vida y ministra de Unity Carla McClellan.

Ten la disposición a decir “sí” a lo que es, incluso a aquellas situaciones que te causan incomodidad.

Cuando dices “sí”, estás aceptando los hechos de la situación, pero no su poder sobre ti. La aceptación nos abre el campo de las posibilidades, y vemos que hay muchas opciones ante nosotros.

Dag Hammarskjöld, ex secretario de las Naciones Unidas, dijo una vez: “A todo lo que ha sido, le digo ´Gracias´. A todo lo que tengo ante mí, le digo ´¡Sí!´”. Sí cambia la energía en nuestro cuerpo, y nuestro corazón valiente se abre para expresar algo creativo y diferente.

A través de la voluntad, la auto-reflexión, la observación y la aceptación, podemos tomar medidas auténticas y vivir vidas llenas de significado, valor y posibilidades.